La Justicia de Rosario, Santa Fe determinó que un hombre deberá pagarle a su ex mujer por las tareas domésticas que ella realizó durante cuando convivían. La sentencia sostiene que la ex pareja aportó al enriquecimiento que les permitió comprar una casa y un auto. El fallo fue apelado.

De todas maneras, la decisión del del jues Marcelo Quaglia es innovadora, ya que considera en términos económicos los quehaceres del hogar en una relación convivencial. La persona demandada deberá pagar (si la sentencia queda firme) el 25% del valor actual de los bienes (la casa y el auto) adquiridos entre 2010 y 2017, cuando vivían juntos.

Te puede interesar...

Entre los argumentos de la decisión judicial se consideró "indudable" que la mujer hizo "aportes concretos y directos en las tareas de reparación... y mejora del inmueble". Además se sostuvo que ella "también colaboró con aportes económicos indirectos provenientes de las tareas que desarrollaba en el hogar y el trabajo en el negocio de su padre", más allá de si fue remunerado o no.

La Justicia rosarina ha considerado que "el hogar organizado" le permitió al demandado trabajar con tranquilidad y, como consecuencia, aumentar su patrimonio. Entre los detalles remarcó que el hombre al llegar de su trabajo se encontraba con una casa limpia y las compras realizadas, lo que hacía a su bienestar. Este concepto es el que resaltó la abogada de la mujer, María Belén Marzetti, a una radio local. Sin embargo reconoció que fue el hombre quien más dinero aportó.

Más allá de los argumentos esgrimidos por la Justicia, el demandado apeló la sentencia. La abogada de la mujer reveló que el hombre se niega a pagar algo y niega que la mujer haya aportado dinero. "Aunque sí reconoció que la ex pareja era una persona dedicada, pero le quita cualquier valor económico", cerró Marzetti.