Accidente

Lautaro Martínez llegó a Mendoza y se llevó un gran susto

El delantero de la Selección Argentina llegó para encontrarse con su esposa y su bebé, quien tuvo un accidente doméstico y debió ser atendida en el Notti

Por UNO

El delantero de la Selección Argentina, Lautaro Martínez, se reunió en Mendoza con su esposa Agustina Gandolfo, y su bebé Nina, de 5 meses, luego de más de un mes de estar en una burbuja en Brasil por la Copa América. A pocas horas de llegar, su bebé tuvo un accidente doméstico y la atendieron en el Hospital Notti. La familia se quedará al menos una semana más en la provincia para bautizar a su hija.

Fue un gran susto el que se llevó Lautaro Martínez y su esposa, la mendocina Agustina Gandolfo, durante el domingo, cuando la pequeña se cayó y se gopeó la cabeza.

Seguir leyendo

El futbolista había llegado hacía muy pocas horas a Mendoza, luego de haber estado más de un mes en Brasil, y que el sábado Argentina ganara la Copa América en el Maracaná a la Selección de ese país.

lautaro martinez y su hija nina martinez.jpg

Disfrutaba del reencuentro con su esposa y su hija Nina, cuando la bebé de apenas 5 meses tuvo un accidente en su casa cerca de las 20 del domingo, e inmediatamente la llevaron al Hospital Notti, donde la asistieron.

Ingresó al sector de pre internación, donde los médicos revisaron a la bebé por completo y constataron que está en perfecto estado, y que el accidente fue solo eso. Pero, el también delantero del Inter de Milán, no dejó de llevarse un enorme susto.

Estuvo toda la noche en el hospital junto a su esposa y su hija Nina, y a las 6.30 se fue. A primera hora le hicieron los últimos estudios de rutina debido al golpe que sufrió y a las 9.30 de este lunes fueron dados de alta y regresaron a su casa.

Nina-Martinez-hija-de-Lautaro-y-Agustina-Gandolfo.jpg

Con Nina fuera de peligro, los planes continúan tal como los habían pensado, ya que la familia se quedará en Mendoza al menos una semana más y aprovecharán para bautizar a la pequeña en la provincia.

Desde el Notti señalaron que el delantero ganador de la Copa América tras 28 años, estuvo muy predispuesto con todos, y accedió a sacarse fotos con médicos y enfermeros, quienes no querían perder la oportunidad, aunque también entendieron que él estaba allí como papá y no como futbolista.