Micaela Tosi

Las peripecias de una modelo mendocina en el rebrote de Covid de Shanghai

La modelo mendocina Micaela Tosi lleva 18 días encerrada sola en un departamento por la cuarentena impuesta en Shanghai debido a la ola de contagios de Covid

Entre los altibajos frecuentes de la enfermedad que "llegó para quedarse", según los especialistas, mientras en el mundo se está tomando un ritmo casi normal de vida, y en Argentina no se registraron muertes, en el lugar donde se originó la pandemia, China, precisamente en Shanghai y Shenzhen, se ha producido un violento rebrote, con picos de hasta 9.000 casos diarios. Allí, una modelo mendocina, Micaela Tosi, sobrevive un estricto aislamiento desde hace 18 días y contó este lunes sus peripecias, entre ellas la del reparto de comida. "Me dieron tres zanahorias", contó.

Desde hace casi tres semanas, se supo de un explosivo aumento de contagios del Covid-19 -variante Ómicron- en las ciudades chinas de Shenzhen y Shanghai, por lo que las autoridades decidieron aplicar una estricta cuarentena, con "tolerancia cero", confinando a los ciudadanos, quienes se quejan de la falta de alimentos y de medicamentos.

micaela-tosi-mdm.jpg
La modelo mendocina Micaela Tosi contó en El Siete las peripecias que sufre debido al confinamiento forzado en la ciudad china de Shanghái, por los casos de Covid-19.

La modelo mendocina Micaela Tosi contó en El Siete las peripecias que sufre debido al confinamiento forzado en la ciudad china de Shanghái, por los casos de Covid-19.

En medio de este poco alentador panorama está la mendocina de 21 años Micaela Tosi, que trabaja en Shanghai, y quien ya lleva 18 días encerrada, con severos problemas para conseguir insumos básicos. En una entrevista por videoconferencia con el programa de Canal Siete Mejor de Mañana, la modelo contó sobre su situación personal, y detalló profundamente cómo se vive esta ola de contagios en el país asiático.

Al ser consultada sobre cómo vivía este confinamiento forzado, lejos de Mendoza, Micaela respondió resignada: “Después de 18 días de aislamiento, estamos como se puede. Uno tiene sus días, pero hoy es uno de los buenos, bah… más o menos", dijo, y agregó: "Estoy en un departamento que es un model apartment, que tiene capacidad para 8 o 9 chicas, pero estoy sola".

Respecto al inicio del rebrote, Tosi destacó: “Ya se venía diciendo que había casos de Covid, no específicamente en Shanghai, sino en Shenzhen, que es una ciudad a la que yo viajaba para aplicar a la visa, hacer una extensión, y ya estando ahí me dijeron que usara barbijo, que tuviera mucho cuidado, que había casos de Covid. Yo dije que sí, pero pensando que en todo el mundo hay de este virus. Pero al llegar a Shanghái me avisaron que la situación era compleja, que iban a poner una cuarentena. ¿Qué pasó?, me dije, si veníamos bien, y acá los chinos llevaban un control muy riguroso. Todo el tiempo había que hacerse PCR y otros estudios de salud. No sé en qué momento llegamos a promediar 29.000 casos por día".

micaela-tosi-modelaje-01.jpg
La joven modelo Mica Tosi, en sus inicios aquí en Mendoza. Hoya recorre las pasarelas de Europa y Asia en su trabajo profesional.

La joven modelo Mica Tosi, en sus inicios aquí en Mendoza. Hoya recorre las pasarelas de Europa y Asia en su trabajo profesional.

Sin poder comprar comida ni medicamentos

Uno de los problemas de las restricciones es la imposibilidad de salir a comprar los insumos básicos. "A dos días del confinamiento salí a comprar todo lo necesario, algo que me costó porque hay un desabastecimiento enorme, y luego, un confinamiento de cinco días ha terminado en 18 y sigue para delante", se quejó Mica.

Luego agregó: "No se puede salir a comprar ahora. El supermercado está cerrando, las farmacias están cerradas, que para mí son esenciales, así que lo que uno compró antes del confinamiento es lo que hay. El gobierno empezó a mandar comida, pero hay que decir que están “flojos”. La primera vez me proveyeron bien. La segunda, me mandaron tres zanahorias, porque me había quedado sin comida".

Ahondando sobre el tema, la mendocina detalló que "el gobierno manda la comida, y el que maneja el edificio es el que reparte. Me dio las zanahorias, y me dijo “es lo que quedó”. Por suerte que de mi trabajo me consiguieron un delivery, que me trajo algunas cosas. Gracias a Dios me consiguió un maple completo de huevos, que fue como la gloria, pero se demoró 48 horas, y puede demorar más.

micaela-tosi-china (1).jpg
Según Tosi, pese a que se trabaja a destajo en Asia, hay muchas posibilidades de crecimiento, tanto en Japón como en China, donde está actualmente.

Según Tosi, pese a que se trabaja a destajo en Asia, hay muchas posibilidades de crecimiento, tanto en Japón como en China, donde está actualmente.

"Uno puede pensar que es raro lo del reparto de comida del gobierno, pero hay que tener en cuenta que somos 25 millones de habitantes en Shanghái y no dan abasto" "Uno puede pensar que es raro lo del reparto de comida del gobierno, pero hay que tener en cuenta que somos 25 millones de habitantes en Shanghái y no dan abasto"

Consultada sobre como hace para estar informada, pese a la barrera idiomática, la modelo aclaró: "Yo estoy al tanto, pregunto mucho y así me informo. Los contagios llegaron a ser 29.000 diarios. Hoy han bajado a 21, que es muy bueno, parece que llegamos al pico y ahora ha empezado a bajar. A pesar de eso, la idea del gobierno chino es llegar a Covid cero, pero es algo que yo veo muy difícil".

Algo poco entendible es que, tratándose de la variante Ómicron, menos virulenta y mortal, las autoridades chinas sean tan estrictos con el aislamiento sanitario. "Los contagios, en su mayoría son asintomáticos, te enterás que estás enfermo porque sale positivo en el hisopado, y ahora están tratando de detectar de donde provenían los casos, porque ya llevábamos 15 días y los casos seguían aumentando. Se empezó a ver que por el sistema de delivery, quizá se estuviera contagiando así la gente. O que la misma gente que te hace el hisopado, si no se desinfectan bien, podría ser ahí".

Continuando con el tema, la mendocina señaló: "Es raro, como sabemos que con la variante Ómicron, en enero o febrero todo el mundo estaba contagiado, y en cinco o seis días ya salías de tu casa. Acá no, se han construido centros de aislamiento por todos lados, han cerrado escuelas para transformarlas. Te llevan cuando ni siquiera te sentías mal, e incluso estando vacunados. De todos modos, en China no todo el mundo está vacunado. En Argentina se hablaba de pedir el pase sanitario para circular o ir a un restaurante. Acá no te lo piden, priorizan otro tipo de cosas".

Una profesional trotamundos

Micaela es una verdadera profesional a sus 21 años, y desde Mendoza se lanzó de lleno al mundo de la moda, y así lo expresó: "Yo viví el año pasado seis meses en Japón. En el continente asiático se trabaja muy bien. Hubo semanas donde trabajé muchísimo, acá no se sabe lo que es un fin de semana, así que trabajé sábados y domingos, y serán 12 o 13 horas. Yo hago pasarela, he trabajado mucho también en Europa. Acá en Asia, y sobre todo en China, hago modelaje fotográfico: lookbooks, campañas, y ese tipo de cosas".

Al ser requerida sobre un tema fundamental de la diferencia cultural, como el idioma, Micaela develó su apreciación y método personal: "Es difícil manejarse, sobre todo cuando la otra parte no tiene muchas ganas de colaborar. Me ha pasado por ahí, que con la gente colaboradora entrábamos un poco más. No nos entendemos, pero con un poco de paciencia se logra. Acá no tienen paciencia. Tienen que entender un poco más. ¡No puedo estar cruzándome los dedos escribiendo para traducir en el celular, y que ellos estén gritándome en la cara! De todos modos, yo soy la típica que ante situaciones así, llamo a mi empresa y les digo “no entiendo”, y les paso el teléfono. Antes me esforzaba un poco más, pero cuando me gritaban, les contestaba en español, los mandaba a freír churros, y les pasaba el teléfono a los de la agencia", concluyó Tosi.

Temas relacionados: