El atardecer tiene un significado muy profundo para el ser humano, desde sus inicios como especie, y no varía mucho en las diferentes culturas. . Dejando de lado la costumbre de la escala previa en un bar al retornar al hogar desde el trabajo -after office-, existe una movida que apunta más a buscar el relax y a bajar las pulsaciones, especialmente si se está de vacaciones. En Mendoza se inició hace poco el ofrecimiento, mayoritariamente a los turistas, de los llamados Sunsets (puesta del sol) con la impronta que impone nuestra geografía, y donde se combina la música suave en vivo, gastronomía, edificación minimalista y de bajo impacto ecológico; además de propuestas varias, como masajes o sesiones de aromaterapia. El lugar indicado es nada menos que Potrerillos , y es el boom turístico que surgió en pandemia.

Dentro del predio del Gran Hotel Potrerillos, está Las Palapas, que organiza los Sunsets, apuntando a un público exclusivo, que más que nada busca la relajación y pasar un buen momento, más allá de un mero descanso físico. Para ello el lugar tiene una ambientación que busca impactar lo menos posible en el entorno natural. La estética del lugar atrae al viajero, sobre todo el extranjero, por el uso de elementos de la cultura andina, con mucha madera, y colores fuertes. El lugar es un oasis dentro del predio del hotel, que celebra el ocaso con vista 360º de montaña. También tiene senderos para pasear entre viñedos y sacar fotos espectaculares.

sunsets-potrerillos-palapas-03 (1).jpg
Los sunsets del hotel Potrerillos son especiales, y se prioriza el bajo impacto de contaminación de todo tipo, para hacer de la propuesta un momento inolvidable.

Los sunsets del hotel Potrerillos son especiales, y se prioriza el bajo impacto de contaminación de todo tipo, para hacer de la propuesta un momento inolvidable.

El concepto de la fiesta es especial, y comienza -como su nombre lo indica- cuando comienza a declinar el sol, cerca de las 17, y dura hasta la medianoche, separando de esta manera la propuesta de las tradicionales fiestas electrónicas. Es la hora donde todo se conjuga para que el cuerpo y el alma busquen una pausa luego del trajín del día solar. La propuesta apunta básicamente al visitante extranjero, lo que seduce también a empresas internacional que se asocian o sirven de sponsors, como conocidas marcas de cervezas famosas en el mundo.

sunsets-potrerillos-palapas-05 (1).jpg
La música es el elemento que sirve de fundente para combinar la propuesta turística de vivir un atardecer distinto, un bálsamo para el alma. Los musicalizadores -DJs- son encumbradas figuras locales, nacional e internacionales.

La música es el elemento que sirve de fundente para combinar la propuesta turística de vivir un atardecer distinto, un bálsamo para el alma. Los musicalizadores -DJs- son encumbradas figuras locales, nacional e internacionales.

La música y un viaje sensorial

Respecto a la música, factor fundamental para crear el ambiente adecuado y que se ofrece al participante, ya sea en vivo o grabada, la especialista en el tema, periodista, productora musical y DJ Rocío Portillo, la define como "siempre es electrónica, rozando el Techno Melódico, el Progressive House, el Organic o Afro House, y el House étnico, más tribal".

"No sé si se puede decir que la música es chill-out (armoniosa, relajada, tranquila), pero busca la conexión con el espacio netamente natural, es una música más ", agregó la también productora de Radio Nihuil.

Otro factor que no se descuida es el de la comida, y la oferta culinaria busca la comida sana, cercana a lo veggie -vegano-, pero sin descuidar lo gourmet, con un tratamiento especial sobre el variado menú. También, a los vinos locales y a la cerveza -una marca sponsoriza los eventos- se suma una amplia carta de coctelería, acorde con el lugar.

A toda esta oferta se le suma la presencia de un grupo de jóvenes que, al estilo chamanes, realizan en el lugar tratamientos de purificación con sahumerios, ya sea con hierbas o maderas como la mirra u otras aromáticas del lugar, buscando sanaciones desde lo esotérico y espiritual.

sunsets-potrerillos-palapas-06 (1).jpg
La carta de tragos también ha sido una esmerada búsqueda de no desentonar con la experiencia propuesta y sumar sensaciones positivas e inolvidables.

La carta de tragos también ha sido una esmerada búsqueda de no desentonar con la experiencia propuesta y sumar sensaciones positivas e inolvidables.

La visión de los creadores

Uno de los integrantes de la sociedad que potenció la idea de los sunsets temáticos, en este caso chamánicos, es el joven empresario Nico Scaiola, que explicó cómo surgió la propuesta: "La idea del proyecto es la de volver a disfrutar los lugares naturales que tiene la provincia, y sobre todo poder desarrollar un producto en la zona de Potrerillos, un lugar que, por ahí, no tenía nada desarrollado en relación al entretenimiento", dijo.

"El grupo y los socios que están dentro de La Palapa es un grupo de cinco personas que siempre estuvo relacionado con el entretenimiento, y la propuesta era adaptar algo mucho más relajado, en plena naturaleza, sin modificarla, para lograr un producto equilibrado donde pueda convivir los fines de semana con el entorno. Ahí se realizó, junto con los DJs, que son locales, nacionales o internacionales, una propuesta alrededor de la gastronomía, donde tenemos al chef Diego Salvador, y tenemos también una carta de coctelería apuntando en un cien por ciento exótica", detalló el joven socio, que agregó: "No es solamente ir a tomar un fernet o un ron, sino que hay propuestas más cítricas, con frutas, como para tener una experiencia sensorial completa: desde ingresar y disfrutar el paisaje, hasta comer un sándwich de salmón curado, por ejemplo".

Consultado sobre si el actual éxito de la propuesta fue instantáneo, Nico lo negó: "Al principio costó imponer este producto. En febrero cumplimos un año, y ha sido un trabajo muy arduo, hay que tenerlo cerrado en invierno, o con mal clima, entonces son muchas cosas que influyen. No es lo mismo que tener un local en el centro", detalló.

Otro factor que tuvieron que enfrentar los emprendedores mendocinos fue el de la pandemia del Covid-19. "Si bien la pandemia nos frenó la actividad cuando estábamos comenzando, nos sirvió también para parar y estudiar, ver en que teníamos que mejorar, capacitarnos, y fue un tiempo de aprendizaje y de crecimiento interno para potenciar el lugar de otra manera", señaló el empresario, que creó un espacio distinto para ofrecerle al turista que visita Mendoza, y por qué no, al público local, además del paisaje imponente, que pueda vivir en su tierra una propuesta innovadora de nivel internacional.

Temas relacionados: