Diario Uno > Sociedad > Celular

La desesperación de una familia para recuperar el celular de una joven que falleció

Una joven madre murió en el Hospital Central donde ingresó por coronavirus. El celular desapareció y su familia pide que lo devuelvan por las imágenes

Perder a un ser querido en medio de la pandemia de coronavirus hace todo más doloroso. Las despedidas se han vuelto efímeras y el desconsuelo debe llevarse dentro de los parámetros del distanciamiento social, justo en ese momento en que un abrazo es imprescindible. Pero muchos mendocinos han debido sobrellevar este pesar con sufrimientos innecesarios productos de la desorganización o la mala fe.

Esta es la traumática experiencia que vive por estos días la familia de Samanta Palavecino, quien falleció el pasado lunes, luego de estar internada y aislada durante varios días. Sus seres queridos se encuentran en la búsqueda del celular de la joven madre de dos pequeños para poder recuperar sus últimas fotos y otros datos importantes para ellos.

Te puede interesar...

Romina Palavecino, hermana de la joven, explicó que solo buscan la tarjeta de memoria y el chip. "El aparato se lo pueden dejar pero, por favor, que nos devuelvan esas cosas", pidió.

Samanta ingresó al Hospital Central por coronavirus, allí logra recuperarse pero, al padecer una enfermedad de base, debe quedar internada. "El lunes 14 fue la última vez que hablamos con ella. El 15 nos avisa que la van a pasar a terapia intensiva pero del sector del hospital donde están el resto de los pacientes porque ya había logrado superar el coronavirus", detalla Romina que, en medio del dolor, intenta recuperar las pertenencias de su hermana.

Siguiendo su relato, tras este aviso, no lograron volver a comunicarse con Samanta. "Pensamos que al estar en terapia no le permitían el uso de un celular", explica y agrega que las primeras horas fueron de gran incertidumbre: "Tuvo que ir mi cuñado y mi mamá al hospital para que nos dieran algo de información. Se quedaron ahí hasta que les prometieron pasarle un parte médico diario por mensaje".

Luego de ser ingresada a cuidados intensivos, la familia decidió pedir las pertenencias que la joven madre llevaba con ella. "Mi hermana se internó con una mochila en donde llevaba ropa y cosas personales pero cuando mi cuñado pidió sus cosas, antes de que ella falleciera solo le dieron el cargador y su DNI. Él se puso como loco e insistió. Aparecieron algunas cosas más pero nunca su celular", comenta.

Tras el fallecimiento, las imágenes e información que guardaba Samanta en el aparato se han vuelto aún más necesarias para sus seres queridos que no están dispuestos a claudicar en la búsqueda. "Pusimos una queja en el hospital y pedimos que se especificara que solo queremos la memoria y el chip. Cuando estemos más tranquilos haremos la denuncia en la comisaría", indica Romina.

En medio de lo que ya se ha vuelto una odisea, Ana María Orellana, madre de ambas jóvenes, se ha puesto en contacto con otras familias que aseguran haber pasado por las mismas circunstancias.

image.png

Quien tenga información se puede comunicar con al teléfono: 2613 07-4661