Acciones solidarias

La casa propia de la posta sanitaria del secano lavallino, sueño cumplido por Vendimia Solidaria

Fundación Grupo América donó hace 9 años un edificio donde se adaptó el centro asistencial que funcionaba en el aula de una escuela. También se entregó equipamiento

Vendimia Solidaria, un programa de la Fundación Grupo América, cumple 20 años transformando vidas en Mendoza con acciones que atienden necesidades concretas, como la que se hizo posible hace nueve años con la donación de un edificio para la posta sanitaria 200 en La Majada, Lavalle.

Nilda Nievas es la enfermera y encargada de este centro asistencial, dedicado a la atención primaria de la salud de más de 100 familias que viven en el secano. La profesional recordó el acto que se realizó hace nueve años con la presencia del presidente de Fundación Grupo América, Daniel Vila y su esposa Pamela David compartiendo ese día histórico con la comunidad.

“Como trabajadora de la salud y como vecina de la comunidad es muy importante contar con esta posta sanitaria porque estamos muy lejos de los centros urbanos. Escuchamos en radio Nihuil que estaba esta posibilidad y presentamos el proyecto. Hoy seguimos en contacto y gracias a ello hemos seguido recibiendo equipamiento”, reconoció Nilda que hace algunos años obtuvo el título de Licenciada en Enfermería con un enorme sacrificio porque tuvo que viajar a diario hasta Costa de Araujo para acceder a las clases virtuales, ya que no hay conexión de Internet en este lugar.

Righi, Daniel Vila y Pamela David.jpg
Roberto Righi, ex intendente de Lavalle, junto al presidente de la Fundación Grupo América, Daniel Vila y su esposa Pamela David. En la foto también se encuentra el ex ministro de Salud, Matías Roby.

Roberto Righi, ex intendente de Lavalle, junto al presidente de la Fundación Grupo América, Daniel Vila y su esposa Pamela David. En la foto también se encuentra el ex ministro de Salud, Matías Roby.

“Hoy en la posta sanitaria tenemos Internet lo que es muy importante para solicitar alguna ambulancia o sacar turnos. Nuestros pacientes son atendidos con privacidad, algo que era imposible cuando funcionábamos en el aula de la escuela de la zona”, detalló la trabajadora de la salud.

nilda nievas posta sanitaria 200 de lavalle (1).jpg
Nilda Nievas, la enfermera y encargada del lugar mostrando parte del equipamiento donado a la Posta Sanitaria 200 en Lavalle.

Nilda Nievas, la enfermera y encargada del lugar mostrando parte del equipamiento donado a la Posta Sanitaria 200 en Lavalle.

La enfermera del pueblo es el alma de este centro asistencial. Hasta los días feriados atiende a la gente del lugar.

"Cuando me necesitan me buscan en mi casa, dejo lo que estoy haciendo y venimos a la posta. Pensemos que este es el único lugar donde se accede a atención médica, no es como en la Ciudad, donde hay más opciones", dio cuenta la profesional de la salud.

Posta Sanitaria 200 Lavalle.jpg
La Posta Sanitaria de Lavalle tiene edificio propio, gracias a la donación de Grupo América y el programa Vendimia Solidaria.

La Posta Sanitaria de Lavalle tiene edificio propio, gracias a la donación de Grupo América y el programa Vendimia Solidaria.

“La posta de salud fue creciendo en estos años. Gracias a Fundación Grupo América tenemos un desfibrilador y un Handy y una balanza pediátrica, la que teníamos estaba muy deteriorada y no podíamos pesar correctamente a los bebés”, relató Nilda y compartió postales de ese día de fiesta para la comunidad, cuando abrió la posta en su edificio propio.

Daniel Vila y las reinas de lavalle.jpg
El presidente de la Fundación Grupo América, Daniel Vila junto a su esposa Pamela David, la reina de Lavalle Estefanía Martínez y la virreina Luciana Pradal.

El presidente de la Fundación Grupo América, Daniel Vila junto a su esposa Pamela David, la reina de Lavalle Estefanía Martínez y la virreina Luciana Pradal.

Todos estos recursos facilitan la tarea de María y del equipo de profesionales de salud que asisten una vez a la semana o cada quince días desde el Gran Mendoza, como lo son la médica de familia, la obstetra y el odontólogo.

Ella como cada vecino de la Majada y las comunidades cercanas saben perfectamente las dificultades que se les presentan al estar tan alejados del acceso a un hospital de complejidad o de la variedad de posibilidades que tienen las ciudades.

Por eso María Nievas reconoció que “realmente te tiene que gustar vivir acá. No es nada fácil. No tenés un negocio cerca, no tenés las tiendas cerca. Querés conseguir un turno para el médico de los que no contamos acá y cuesta porque los colectivos pasan dos veces a la semana y te tiene que coincidir con el día que tenés que ir al hospital”.

Quedan por delante muchos desafíos como la ambulancia propia para los traslados y el sillón odontológico. Pero la casa de salud es una realidad donde seguir apostando y gestionado para la calidad de vida de las familias ganaderas del secano.

► TE PUEDE INTERESAR: Fundación Grupo América y CILSA entregaron elementos ortopédicos a personas con discapacidad