Patrimonio en riesgo

La Bandera del Ejército de los Andes está en peligro de conservación por el calor extremo

El edificio del Memorial tiene averiado el sistema de refrigeración y solo cuenta con un ventilador de pie. La restauradora oficial del estandarte sanmartiniano explicó cuáles podrían ser las consecuencias de la exposición al calor

La Bandera del Ejército de los Andes cumple en el 2022, 206 años. Durante más de dos siglos se ha conservado y forma parte del más atesorado patrimonio nacional. Símbolo de la gesta libertadora de José de San Martín, descansa desde el 2012 en el edificio del Memorial de la Bandera, construido exclusivamente para honrarla. Junto a ella se muestran dos banderas más, capturadas por San Martín al Ejército Realista y obsequiadas por el Libertador a la provincia de Mendoza.

Ese estandarte nacional irreemplazable está, actualmente, en peligro de conservación. Es que en el edificio del Memorial no se cumplen las estrictas normas elaboradas en el protocolo por las especialistas que trabajaron en la restauración del estandarte patrio. El motivo es que el sistema de refrigeración se averió y no han podido repararlo. Es decir que, las banderas que deberían permanecer a una temperatura de entre 20° y 25° grados, actualmente están expuestas a 34° de calor, unos 10° o 12° más que lo establecido por el protocolo.

Memorial sanmartiniano enero 2022.jpg
La entrada del Memorial bajo el intenso sol de enero en Mendoza. Dentro descansan las banderas a 34°, cuando deberían tener una temperatura de 22°

La entrada del Memorial bajo el intenso sol de enero en Mendoza. Dentro descansan las banderas a 34°, cuando deberían tener una temperatura de 22°

Diario UNO se comunicó con la restauradora de la Bandera del Ejército de los Andes, Patricia Lissa, quien explicó cuál puede ser el daño que sufra el estandarte expuesto a esta temperatura.

La restauradora de la Bandera del Ejército de los Andes explica los peligros

La experta explicó cómo el calor podría dejar su marca negativa en el antiguo textil. El deterioro por temperatura alta es acelerar las reacciones fisico quimicas, además, podrían romperse los bordados, o producirse cambios en tensión de la tela. Además, manifestó que la vitrina debe ser una barrera física para el textil. Por otra parte, mencionó que no solo la temperatura y la humedad del lugar deben ser las correctas, sino que además, tienen que ser estables.

En tanto, en una recorrida por El Memorial, pudo constatarse que la temperatura dentro de las vitrinas es de 34°.

memorial sanmartiniano temperatura.jpg
Foto tomada de la vitrina donde se exhibe una de las banderas del Ejército Realista capturada por San Martín en la gesta libertadora

Foto tomada de la vitrina donde se exhibe una de las banderas del Ejército Realista capturada por San Martín en la gesta libertadora

Qué dice el protocolo de conservación del Memorial de la Bandera

Cuando se inauguró el edificio de El Memorial, en agosto del 2012, también se elaboró un protocolo de conservación de las banderas.

En este, se detalla que Las piezas textiles, por su materialidad orgánica (tanto los estandartes realistas como la Bandera de los Andes son de seda), su antigüedad y estado de conservación ameritan cuidados especiales de Conservación Preventiva durante su exhibición, en especial por estar planteada como permanente, que no es una condición ideal en la exposición de piezas textiles.

El protocolo continúa, y asegura que "Las condiciones ambientales de la salas de exhibición, y particulares, dentro de las vitrinas, son de suma importancia. Al tratarse de textiles realizados con materiales orgánicos que interactúan con el ambiente, la temperatura y la humedad relativa afectan a la pieza de forma directa. Si bien existen rangos de condiciones ambientales ideales, lo más importante es que las mismas se mantengan constantes, lo más nocivo son las grandes fluctuaciones. El equipo de aire acondicionado de la sala no debe prenderse y apagarse sino mantenerse constantemente encendido y a una temperatura constante.

Es necesario que el equipo central cuente con un termohigrómetro (un dispositivo que mide la temperatura y la humedad) en cada sala para poder monitorear las condiciones ambientales reinantes, y observar si coinciden o para poder compararlo con el registro en el interior de las vitrinas.

Para concluir las recomendaciones sobre la conservación preventiva de la Bandera del Ejército de los Andes, y las otras dos piezas textiles históricas, el protocolo manifiesta que " "se recomienda poner especial atención en el monitoreo de las condiciones ambientales dentro y fuera de las vitrinas"

La explicación oficial

En tanto, desde el Ministerio de Turismo y Cultura de la provincia, enviaron una respuesta sobre lo que está ocurriendo dentro del sitio que guarda las piezas históricas.

Según manifestaron, el equipo de climatización que posee el Memorial está en reparación porque sufrió daños en un ventilador. Además, agregaron que al tratarse de una pieza importada, el repuesto no se consigue con facilidad y lo más probable es que demore dos meses o más en llegar el repuesto. Por lo pronto, un proveedor técnico está tratando de reproducir el faltante para probar si aplica. "Al ser importado, el equipo es un verdadero problema", señalaron en el comunicado oficial.

Por otra parte, la sala poseía un ventilador de grandes dimensiones, pero "se dañó porque en una manifestación le tiraron una piedra desde arriba", explican.

Los soldados con uniformes de combate a 40°

Lo cierto es que, dentro del Memorial, hay dos soldados que custodian las banderas en forma permanente, ataviados con los uniformes de época. Hay que tener en cuenta que su vestimenta estaba pensada para el combatir en el frío.

El uniforme completo de los soldados está compuesto por:

  • Botas negras y polainas blancas
  • Pantalón azul
  • Chaqueta con pechera y botones (anteriormente de cuero)
  • Las charreteras con símbolo (eran de acero)
  • Morrión o casco compuesto por las carrileras para defender los costados.
  • Galapagas rojas (borlas del costado) que servían para defender el costado izquierdo como protección extra. Penacho identificado
  • Escudo nacional, símbolo principal y países liberados
  • Guantes blancos
  • Como extra, ahora llevan un barbijo azul oscuro.

Estos soldados soportan la temperatura con esta vestimenta, en los días de extremo calor de enero, con el único alivio de un ventilador doméstico de piso.