Diario Uno > Sociedad > Alberto Fernández

Ingreso Básico Universal: el nuevo IFE para familias que planea el Gobierno

El Gobierno nacional está trabajando en la implementación de un Ingreso Básico Universal garantizado a todos los argentinos, dando continuidad al IFE que se otorgó a casi 9 millones de personas durante la pandemia por coronavirus y desnudó un sistema frágil con muchos argentinos sin trabajo o trabajo precarizado.

A partir de esta experiencia es que el presidente y sus colaboradores trabajan en la implementación de un Ingreso Básico Universal.

 Embed      

El ejemplo español

En España se implementó durante la pandemia un Ingreso Mínimo Universal que consiste en un pago mensual de entre 461 y 1.015 euros, según el tamaño del grupo familiar. Ese sistema se mantendrá y se espera que llegue a unas 2 millones de personas.

En ese mismo sentido, Alberto Fernández sostuvo que quiere avanzar con el "ingreso universal que es una iniciativa muy interesante" y que se pondrá en marcha a través del plan Potenciar trabajo.

"Se empezó a revisar el sistema de planes, para que dejen de ser planes sociales y que cada uno de ellos tenga una contraprestación. Ahora cada uno que tenga un plan va a tener un trabajo que hacer y, de ese modo, vamos a movilizar a cada uno de los que están fuera del circuito de trabajo". "Se empezó a revisar el sistema de planes, para que dejen de ser planes sociales y que cada uno de ellos tenga una contraprestación. Ahora cada uno que tenga un plan va a tener un trabajo que hacer y, de ese modo, vamos a movilizar a cada uno de los que están fuera del circuito de trabajo".

Alberto Fernàndez

Te puede interesar...

Asistencia, contención y trabajo

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, afirmó que durante la etapa del coronavirus "está aumentando la pobreza y la desigualdad social", pero destacó que el Estado está atendiendo las situaciones de vulnerabilidad social y que la agenda post pandemia tiene que ver con la "asistencia, contención y el trabajo".

"Hay una situación social deteriorada", manifestó Arroyo al detallar que "antes de la pandemia teníamos ocho millones de personas que recibían asistencia alimentaria en el país y pasamos a once millones".

 Embed      

Precisó también que el Estado nacional está asistiendo a nueve millones de familias de trabajadores informales con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), a lo que se debe sumar el plan de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que cubre entre el 50 y 60% de los salarios de los trabajadores formales.

"El Estado está presente, asistiendo situaciones de angustia de gente que realmente sufre, que la está pasando mal y requiere de la solidaridad del Estado", destacó Arroyo.

Al referirse a la agenda oficial para ese sector vulnerable, en particular para los más de 4.000 barrios, villas y asentamientos que hay en el país, adelantó que la reconversión se va a dar por intermedio del trabajo para los más pobres y en cinco rubros: construcción, producción de alimentos, industria textil, cuidado de personas y el reciclado, que están contemplados en el plan Potenciar Trabajo.

El plan incluye créditos a tasas bajas para maquinarias y herramientas, además de un programa de obras de infraestructura para el acceso a los servicios básicos y de urbanización.

Del IFE a una renta básica universal

El secretario adjunto de ATE Nacional y secretario general de la CTA Autónoma de Río Negro, Rodolfo Aguiar, consideró que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) "luego de la pandemia debería pensarse como una renta básica universal y su valor debería ser igual que al de un salario mínimo".

 Embed      

"Estamos frente a una grave crisis y su carácter global nos indica que la salida será vía consumo y mercado interno, en los tiempos que vienen debemos priorizar la distribución y abastecimiento de alimentos", dijo el dirigente de ATE en un comunicado.

"El IFE debería continuar funcionando bajo otra figura para que con un aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), logre sacar a millones de familias de la pobreza en toda la Argentina" "El IFE debería continuar funcionando bajo otra figura para que con un aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), logre sacar a millones de familias de la pobreza en toda la Argentina"

Rodolfo Aguiar, secretario adjunto de ATE Nacional.

El secretario adjunto de ATE precisó que ese ingreso mínimo para una familia tipo "puede financiarse a través de un mayor esfuerzo fiscal y emitir moneda, suspender los pagos de la deuda, y establecer un tributo sobre las grandes fortunas".

Asimismo sostuvo que "en estos tiempos es imprescindible construir condiciones de mayor igualdad" y que "el Estado es el responsable de hacerlo".

Además de proponer la continuación y de los programas nacionales, Aguiar explicó que "no debemos asustarnos con esta propuesta ya que es plenamente viable y forma parte de los aportes que tenemos que hacer para la nueva normalidad que se viene en la sociedad post pandemia".