Diario Uno > Sociedad > Comprar leche en tambos

"Hay que llevarle tranquilidad a la gente que consume productos" del Tambo Guercio

Javier Massó, director de comercio, Industria e Inspección General de la Municipalidad de Guaymallén señaló este lunes que el Tambo Guercio está autorizado a vender leche y que "hay que llevarle tranquilidad a la gente que consume esos productos". Sin embargo, debe comercializar el producto en envases nuevos que garanticen las condiciones bromatológicas.

Este lunes se realizó una reunión para tratar el tema y Massó dijo en el programa Primeras Voces que el negocio (está ubicado en Mathus Hoyos 4641, de Bermejo) no está clausurado y que ya habría solucionado los problemas por los que era cuestionado.

"La última inspección que se realizó en ese tambo fue en setiembre pasado. No ha sido multado. El martes tendremos otra visita al lugar. El dueño ha adquirido materiales autorizados para la comercialización del producto por lo que ya estaría subsanado el problema". "La última inspección que se realizó en ese tambo fue en setiembre pasado. No ha sido multado. El martes tendremos otra visita al lugar. El dueño ha adquirido materiales autorizados para la comercialización del producto por lo que ya estaría subsanado el problema".

Javier Massó, director de Comercio, Industria e Inspección General de la Municipalidad de Guaymallén

Te puede interesar...

El viernes la Comuna de Guaymallén inspeccionó el lugar y determinó que el lugar no cumplía con el Código Alimentario, pero autorizó a que siguiera con las ventas.

Este tambo (hay dos más en la provincia, en Lavalle y San Martín) vende el producto a 20 pesos el litro (la mitad del precio que se abona en los supermercados) y ha tenido una gran demanda en los últimos días ante el faltante de segundas marcas en Mendoza.

"La reunión fue positiva, fructífera, hubo un diálogo muy cordial y no conocía a Leonardo Guercio. Lo que sucedió la semana pasada es que hicimos una inspección de rutina como hacemos con los demás comercios", explicó.

"El tambo no está clausurado y la gente puede seguir comprando leche en ese lugar. Lo que estamos tratando de hacer es que se adapte a las normas del Código Alimentario", añadió.

"El problema principal -y si bien la leche está pasteurizada y eso es importantísimo-, lo que le estaría faltando a esta empresa es que tenga envases autorizados. Hubo una gran demanda, esto nos pone contentos que les vaya bien y queremos apoyarlos", culminó.