Diario Uno > Sociedad > Brian Galván

Hallan muerto a Brian Galván, el niño de tres años que desapareció el domingo

El cuerpo de Brian Galván apareció este viernes a orillas del río Salí, en Tucumán, a unos 30 kilómetros de donde vivía

El cuerpo sin vida de Brian Galván, un niño de tres años que era buscado desde el domingo, fue encontrado este viernes a orillas del río Salí, en Tucumán, informaron fuentes involucradas en la investigación. Familiares del pequeño constataron que la ropa que vestía coincide con la que tenía puesta el último día que fue visto ante de su desaparición.

El cuerpo apareció esta tarde en el río Salí, a la altura del puente de Los Bulacio, a unos 30 kilómetros del lugar donde Brian fue visto por última vez, el domingo, cuando salió a jugar con un amigo en la localidad tucumana de Banda del Río Salí.

Te puede interesar...

"El cuerpo tiene las características de haber estado varios días en el agua y se lo encontró en un banco de arena que se formó al disminuir el caudal de agua del río, a 4 kilómetros al norte del puente de Los Bulacio", precisó al comisario Carlos Valdez, jefe de la Unidad Regional Este .

Al conocerse la noticia, familiares del pequeño se apersonaron hasta el lugar para identificar el cuerpo y lo reconocieron por la ropa que lleva puesta.

Los operativos incluyeron recorridas en la zona cercana a la casa de Brian, ubicada en el Barrio La Milagrosa, e inspecciones en las casas de vecinos.

Los perros habían detectado el rastro de Brian en la vera del río Salí y por eso en las últimas hora se intensificó la búsqueda del pequeño en esa zona.

La hipótesis más fuerte indica que el pequeño cayó por la barranca cuando el caudal era muy alto y fue arrastrado por la fuerte corriente.

La familia de Brian teme que haya sido víctima de una posible venganza, aunque los investigadores no hallaron indicios de violencia en las primeras revisiones.

Brian fue visto por última vez el domingo a la tarde, cuando fue en su bicicleta a la casa de otro niño, ubicada a pocos metros de la suya, para jugar. Según declaró la madre del otro niño, le dijo a Brian que debía volver con su familia ya que ellos debían salir.

La bicicleta apareció en la vivienda de una tía de Brian, quien contó que la dejó ahí y luego se retiró sin decir a dónde iba.