Diario Uno Sociedad Córneas
Trasplante de córneas

Cómo funcionará el Banco de Ojos de Mendoza

Por UNO

Mendoza contará con el primer Banco de Ojos en la región, el quinto del país. Otros centros funcionan en Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y Misiones. Se encontrará en el segundo piso del Hospital Central, donde comenzará a trabajar los primeros días de setiembre.

La provincia presenta una carencia en la donación de tejidos como a nivel nacional. Aunque es la cuarta provincia con mayor cantidad de donación de órganos, es la segunda con menos donación de córneas en relación con la cantidad de habitantes, después de la provincia de Buenos Aires, por lo que será de gran importancia el Banco de Ojos.

Te puede interesar: Lo discriminaron por su forma de vestir y su respuesta se hizo viral.

El trasplante de córneas es el segundo trasplante más requerido luego del renal. En 2018 se hicieron en total 50 trasplantes y, en lo que va de este, ya llegaron a 65. Por eso cree que se alcanzarán los 100 en 2019, lo cual
implicaría duplicar la cantidad. El Central realiza las tres cuartas partes de los trasplantes de la provincia.

Las córneas

Las córneas son un tejido fácil de procurar, ya que puede hacerse la ablación hasta seis horas después del fallecimiento y en cualquier lugar. Por otra parte, más personas pueden ser donantes y puede conservarse hasta 14 días.

 Embed      

“Tener un banco de córneas propio mejora muchísimo la logística. Hasta el momento, las corneas debían trasladarse a Buenos Aires para procesarlas. Este banco recibe las córneas de todo el país, lo cual genera demoras en el procesamiento. Con el banco, acá en Mendoza, que procese las córneas, también habrá mucho menos descarte de tejidos, será más personalizado y se reducen los costos y tiempos de resolución de los trasplantes”. “Tener un banco de córneas propio mejora muchísimo la logística. Hasta el momento, las corneas debían trasladarse a Buenos Aires para procesarlas. Este banco recibe las córneas de todo el país, lo cual genera demoras en el procesamiento. Con el banco, acá en Mendoza, que procese las córneas, también habrá mucho menos descarte de tejidos, será más personalizado y se reducen los costos y tiempos de resolución de los trasplantes”.

Gabriela Hidalgo, responsable del Instituto Coodinador de Ablación e Implante de Mendoza (Incamen)

Seguir leyendo

Gabriela Hidalgo agregó que el banco estará a cargo de Pablo Cabello y precisó que las córneas que se procuren acá podrán procesarse en el día. Esto permitirá dar respuesta más rápida a quienes estén en lista de espera en nuestra provincia, en la que actualmente hay 162 personas.

Te puede interesar: Investigadores de la UNCuyo exploran la construcción de cemento con plástico.

“Además, se van a poder traer córneas de San Rafael o de otros departamentos, que antes, por los tiempos de traslado, no se alcanzaban a procesar y esos tejidos se perdían. Además, también beneficia a San Luis y San Juan y Neuquén por la menor distancia”, finalizó la responsable del Incaimen.

Generar este nuevo espacio ha requerido la adaptación de las instalaciones y la adquisición de nueva tecnología, lo que ha implicado una inversión de alrededor de 5 millones de pesos.
Cuando se recibía un ojo, el procedimiento de extracción de la córnea se hacía en el mismo quirófano. Ahora, en cambio, se realizará en un lugar aislado, con un equipo médico especialmente capacitado y con rigurosos controles y exámenes infectológicos.

Banco de córneas

El espacio está conformado por tres pequeñas salas interconectadas más una cuarta que está en otro sector.

En la primera hay una mesada de acero inoxidable y es el lugar donde se reciben los ojos y se evalúan, ya que llegan con el globo ocular completo. Luego pasan a la segunda, donde un técnico hace de intermediario con el médico oftalmólogo que se encuentra en la tercera.

Están conectadas por dos “vitrinas de intercambio de material”. Por una ingresa el material ya estéril y por la otra egresan los restos que no se ocuparán luego del procedimiento.

 Embed      

La tercera sala es la de mayor complejidad. “Tiene un filtro de aire que elimina el 99% de los gérmenes, además de ventanas con doble vidrio”, explican. Allí se encuentra una campana de flujo laminar positivo, dentro de la cual se realiza la extracción de la córnea.

Te puede interesar: Bolsonaro culpó a los ambientalistas por los incendios en el Amazonas.

Una vez extraída, está lista para el trasplante o la conservación. Esta se hace en frío, para lo cual se requiere simplemente una heladera común, que está en la cuarta sala.

Sobre la donación de órganos

Un operativo de donación de órganos es una carrera contra reloj. En ella participan hasta 150 profesionales que asumen el compromiso de concretar la voluntad del donante y la esperanza de los pacientes en lista de espera.

¿Toda persona fallecida puede ser donante de órganos?

La donación depende de las características del fallecimiento. Llegado el momento, los médicos determinan cuáles son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante. Para poder donar órganos, la persona debe morir en la terapia intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos. En el caso de las córneas, pueden extraerse en el domicilio donde se produjo el deceso o en la sala velatoria.

¿Se pueden donar órganos en vida?

Sólo ante una necesidad extrema, frente a la falta de donantes cadavéricos, se plantea la posibilidad del donante vivo, debiendo existir un vínculo familiar, de acuerdo con la legislación. Esta alternativa se refiere únicamente al caso de trasplantes renales y hepáticos. El órgano más común que se dona en vida es el riñón, ya que una persona puede sobrevivir con un solo riñón en funcionamiento. Parte del hígado también puede ser trasplantado. La donación de órganos entre familiares está permitida exclusivamente cuando se estima que no afectará la salud del donante y existen perspectivas de éxito para el receptor.

¿Cómo se puede manifestar la voluntad respecto de la donación de órganos?

Para manifestar la voluntad afirmativa o negativa en todo el país, toda persona mayor de 18 años lo puede manifestar por cualquiera de los siguientes medios:

  • A través de la página del Incucai.
  • Firmando un acta de expresión en el Incucai, en los organismos jurisdiccionales de ablación e implante o en la sección Documentación de la Policía Federal.
  • Asentándolo en el Documento Nacional de Identidad en las oficinas del Registro Civil.
  • De no existir manifestación expresa, la Ley de Trasplante presume que la persona es donante. En esos casos, el organismo responsable solicita a la familia su testimonio sobre la última voluntad del fallecido.

Temas relacionados: