Desde hace varios años que el tema se plantea por lo bajo con voces a favor y en contra. Sobre todo cuando hasta Mendoza llegan noticias de otras provincias que ya decidieron eliminar los concursos de belleza. Hasta ahora no eran más que opiniones cruzadas y alguna que otra declaración, pero desde Guaymallén decidieron patear el tablero y discutir en el Concejo Deliberante la eliminación de la elección de la reina de la Vendimia.

El proyecto de ordenanza podría ser tratado recién en marzo cuando inicie el período de sesiones ordinarias en el ámbito legislativo de la comuna, pero desde las redes sociales de la municipalidad se lo dio a conocer mostrando su apoyo a esta iniciativa. Incluso, es el secretario de gobierno de Guaymallén, Nicolás González, quien expuso públicamente que el escrito se basó en un arduo trabajo en el que participaron diferentes áreas municipales.

Te puede interesar...

La polémica ya está abierta y ha provocado posiciones encontradas dentro del propio radicalismo y al interior de las municipalidades también.

Marcela Gaua, reina nacional en 1988 y ex legisladora, y González fueron invitados este martes a Desde la Redacción, por El Siete, en donde cada uno defendió su opinión efusivamente.

El funcionario municipal, quien presidió la comisión de Vendimia departamental, comenzó enumerando las medidas que se llevaron adelante para "renovar" el rol de la reina y eliminar los requisitos para la elección. "Lo que fuimos viendo es que cada vez se presentan menos mujeres del departamento. Gobernados un municipio con 340 mil habitantes y en el 2020 se inscribieron 60 mujeres para representar al departamento", indicó.

La situación fue tomando temperatura cuando González comentó: "Teníamos que avanzar sobre este concurso que tiene características democráticas para la elección pero que define un cargo que es monárquico y donde se termina ocupando un rol que es ilusorio, porque no es el que efectivamente se materializa".

En ese momento, Gaua lo interrumpió con una consulta: "La representación de lo turístico y cultural, ¿es un rol ilusorio?". Sin quedarse atrás, el funcionario negó que esta representación "se circunscriba al rol de la Reina de la Vendimia" y aseguró que la elección no es "indispensable" para la promoción de los actos vendimiales. "La sociedad avanzó hacia un lugar. Entendemos que esta figura realmente se agotó y que los verdaderos representantes del turismo, la cultura y las actividades vendimiales son todos los guaymallinos".

La ex soberana, por su parte, defendió que Mendoza mantenga la elección de una reina pero admitió que es necesario una "redifinición del rol". "¿Qué significa reina sí? Que una mujer siga conservando su lugar. Porque cuando eliminas la elección, estás eliminando un espacio ocupado por una mujer en un momento en el que las mujeres están empoderadas y son el centro de la escena", argumentó.

Según Gaua, las candidatas que quieran representar en el Frank Romero Day a su departamento deberían contar con un proyecto de bien público.

"Entonces la elección por votos, tal como la conocemos, cambiaría", fue consultada.

"No, ¿por qué? Es un conjunto: proyecto, características de personalidad, cómo se desenvuelve, qué capacitaciones está haciendo", respondió quien supo representar a Tunuyán en 1988. El funcionario refutó esta contestación con algunos números que pondrían de manifiesto que la elección solo se centra en lo físico: "De las últimas seis reinas nacionales de la vendimia, cinco repiten los siguientes patrones: pelo castaño, más de un 1.70 de altura, menos de 22 años y ojos verdes. Entonces estamos replicando un estereotipo de belleza que no tiene que ver con la realidad y que tiene que ver con una aspiración".

Tras plantear esta tesis, González señaló que es momento de "avanzar" pero Gaua le replicó: "Están eliminando la figura de la mujer con el estandarte de la cosificación y de que el Estado no puede legitimar esto".