Increíble

Fiesta clandestina en el convento de los bolsos de López

Los vecinos llamaron a la Policía porque, desde afuera del convento, se escuchaba el furioso reggaetón que no los dejaba dormir

Por UNO

(Editado por Gonzalo Ponce) La fiesta clandestina en el convento de los bolsos de López se hizo el 2 de mayo. Dos días antes el Gobierno nacional había emitido el decreto que suspendía "las actividades y reuniones sociales en domicilios particulares de más de diez (10) personas“. Una nota de la periodista de Infobae, Mercedes Ninci, sacó a la luz lo sucedido.

Aproximadamente a la 1 del 2 de mayo los vecinos del barrio San Bernardo de General Rodríguez escuchaban el furioso reggaetón que se metía por las ventanas de sus domicilios. Uno de ellos, harto porque no podía dormir, decidió llamar a la Policía y realizar la denuncia por ruidos molestos. La sorpresa fue grande cuando todos se percataron de que la fiesta clandestina era en el convento donde el ex funcionario kirchnerista José López revoleó cinco bolsos con millones de dólares y un arma de guerrra.

Seguir leyendo

HD - El video de José López con los bolsos en el convento - Video completo

En el lugar se labró un acta por 20.000 pesos que debe enfrentar el empresario Leonardo Barbeito (hermano de Sergio, un candidato a concejal en General Rodríguez). El motivo: "incumplimiento de cuarentena".

Los inspectores de la Secretaría de Control Urbano del municipio ingresaron a la 1.19 al convento. Se encontraron con un cumpleaños de 15. La Jueza de Faltas Nº2 María Cardone inició una causa por “Incumplimiento de cuarentena”,.

Una vecina del convento explicó que “hubo una fiesta clandestina". Pero remarcó que no había mucha gente y que la mayoría de los asistentes pertenecían a familias cercanas.

En el acta figura que dentro del convento hubo una fiesta no autorizada, que generaba ruidos molestos y gente -más de 10 personas- sin barbijo. También quedó registrado que el organizador de la clande “se niega a firmar” la infracción.

Acta de infracción fiesta clandestina en el convento de los bolsos de López.jpg

Sin embargo, no se hace mención de las monjas.

“Las monjas ya no están acá”, contó Francisco, vecino de la cuadra. “Los hermanos Barbeito les dieron una casa acá a cinco cuadras que era de uno de ellos como forma de pago y un poco de plata y ellos se quedaron con el convento. Nadie acá sabe cómo fue la venta”, agregó el hombre

“Las 24 horas entra y sale gente, se ven 4 x 4 todo el tiempo, y los albañiles trabajan día y noche, se escucha que rompen paredes”, dijo el mismo vecino.

Luego agregó: “Acá iban a hacer un asilo para viejitos, un hogar para mujeres golpeadas y después no se hizo nada. Hasta hablaron de usar la mitad del predio para poner un restaurant”.

Finalmente dio un dato clave: “A las monjas no las vimos más, pero la que viene es Ana, te acordás, la administradora del convento, amiga de José López y del Obispo Di Monte. A ella siempre la vemos, pero no sabemos qué hace”.

El hombre habla de Ana Pronesti, la gestora de trámites automotores y conocida prestamista de General Rodríguez, quien tuvo un papel clave en la época del escándalo de los bolsos, aunque no fue procesada en la causa. Pronesti, amiga de José López y del entonces ministro, Julio De Vido, quedó en medio de un brete cuando aseveró que dos de las criptas que se habían cavado en la Capilla del Monasterio eran “para que descansara la madre Alba y el Obispo Di Monte”, pero nunca pudo pudo explicar porqué había una tercera. La Justicia sospechó siempre que ahí iban a enterrar los 9 millones de dólares que llevó López.

La titularidad del convento no está clara. En el expediente que llevó adelante el juez Daniel Rafecas en Comodoro Py en la causa por Enriquecimiento Ilícito contra José López quedó asentado que el monasterio pertenecía al Arzobispado de Mercedes-Luján tras una donación que hiciera una familia a la Iglesia. “Ahora está tomado el lugar”, aseveró el intendente de General Rodriguez, Mauro García.

Convento actualmente, donde López arrojó los bolsos hace 5 años.jpg
Así se ve el convento actualmente.

Así se ve el convento actualmente.

Luego agregó: “En realidad los Barbeito no son los propietarios, en un momento se metieron ahí, pero no son los dueños. Sergio es candidato a Concejal por el Partido Federal, no se si él particularmente, si se que es alguien de su familia que ocupó el convento. Ponele que alguien les dijo métanse ahí o les prestaron el lugar. No tengo precisiones porque no es una cuestión municipal. Lo que sí hay acá es un litigio en la Justicia entre dos privados que se disputan el lugar. Uno de ellos incluso dice ser propietario también de la quinta que está al frente”, aseguró.

A la novela del convento, las monjas y José López todavía le quedan varios capítulos. El ex secretario de Obras Públicas (López) del gobierno de Cristina Kirchner espera que los jueces de la Corte Suprema de Justicia se apiaden y rebajen la fianza que le permita salir en libertad tras haber logrado la condicional por haber cumplido las 2/3 partes de la condena.

En tanto, un juez de Provincia deber decidir quién es el verdadero dueño del valioso monasterio y cómo desaloja a los “okupas”.

Temas relacionados: