Lectura

En el año ya se analizó la capacidad lectora de 300.000 chicos mendocinos y se esperan buenos resultados

Esta semana se completó el primero de los tres censos de fluidez lectora del año. En una primera aproximación a lo que serán los resultados, desde la DGE estiman que serán mejores que los últimos datos del 2022

Esto es así no solo porque lo indica la Ley de Alfabetización que se aprobó en el 2022, sino porque la idea es saber qué políticas de incentivo a la lectura se van a implementar en el resto del año.

Así lo explicó la subsecretaria de Planificación de la Calidad Educativa, Silvina Del Pópolo, quien manifestó, además, que se ha determinado que abril sea el mes de la "lectura en voz alta" en las escuelas, para incentivar esta actividad.

TE PUEDE INTETERSAR: Sólo 46 de cada 100 alumnos de Primaria en Mendoza llegan a sexto grado con los aprendizajes satisfactorios

Mundo por descubrir. Otra de las estrategias es que los más pequeños visiten las bibliotecas de las escuelas primarias para codearse con los libros de texto.
El gusto por la lectura no es una actividad que únicamente puede incentivar la escuela, sino desde cada sector de la comunidad.

El gusto por la lectura no es una actividad que únicamente puede incentivar la escuela, sino desde cada sector de la comunidad.

Para qué sirven las mediciones

Del Pópolo explicó que entre el 15 de marzo y el 15 de abril se realizó la medición de fluidez lectora en los grados y año del secundario mencionados y en todas las escuelas de la provincia.

Estiman que el número de alumnos censado es superior al último del 2022, que fue de 290.000.

La intención de obtener "una foto" del nivel de fluidez con el que leen los chicos y chicas en estos grados no es fortuita. En tercer grado, sirve para evaluar lo aprendido y logrado en el primer ciclo, en sexto grado tiene que ver con que ya el alumno entra en la recta final de la escuela primaria y si se tienen que mejorar ciertos aspectos, todavía hay tiempo para hacerlo.

Esto debería ser suficiente, pero como aseguró Del Pópolo, no se puede desconocer que en secundaria todavía hay alumnos con niveles de fluidez y lectura comprensiva muy bajos. Por lo tanto, también se los evalúa.

Cómo fueron los resultados del 2022

La mejora entre abril y diciembre del 2022, tras haber aplicado las estrategias pedagógicas para subsanar las fallas que se observaron en fluidez lectora, fue muy significativa: de un 30% de alumnos de tercer grado que se encontraban en un nivel crítico de fluidez para leer, pasaron a un 12%, es decir que la mejora fue del 18%.

Para que esto sucediera, lo que se decidió fue ampliar la jornada escolar para los chicos que presentaban mayores dificultades. En este sentido, se sumaron horas exclusivas en el área de alfabetización, en primaria.

En secundaria, en cambio, se implementó otra acción: talleres para mejorar el área de lectoescritura, pero dentro del horario de cursado normal.

Mendoza, con reconocimiento internacional

Según las pruebas internacionales ERCE, Argentina presenta niveles de lectura por debajo del promedio regional en 3º grado. 6 de cada 10 niños no entiende lo que lee.

El dato se puede expresar desde otra perspectiva: En Argentina, solo 1 de cada 10 alumnos (14%) se ubica en el nivel de desempeño más alto de lectura. Para la región, el promedio es 2 de cada 10 alumnos (21%) en ese nivel. En Brasil (30%) y Perú (30,8%), 3 de cada 10 alumnos alcanzan el nivel más alto.

►TE PUEDE INTERESAR: Mendoza tiene más de 3.000 estudiantes con alto riesgo de deserción escolar en la secundaria

La cantidad de chicos que no lee con fluidez y que no entiende lo que lee está disminuyendo en Mendoza, pero no así en la Argentina. A nivel nacional los promedios son altísimos. Según lo señalado por Del Pópolo, lo que hay que hacer no es tan complejo.

Al respecto, explicó que hay pedagogías claras para saber cómo enseñar e incentivar la lectura y agregó que sin una fluidez lectora adecuada, es imposible que le guste leer. cuando vos superás la lectura mecánica, es más fácil que te guste.

Por su interés en realizar censos de fluidez lectora e implementar políticas a través de los resultados, Mendoza fue seleccionada para contar su experiencia en la Cumbre Mundial de Alfabetización que se realizó en Oxford, Estados Unidos. En esta oportunidad, la subsecretaria relató la experiencia de la provincia al respecto y además, moderó diferentes mesas de trabajo.

Temas relacionados: