Peligrosa

El truco natural casero para eliminar al escarabajo japonés, una de las plagas más dañinas de todo el jardín

Este insecto originario de Asia está muy extendido, y se transformó en una plaga muy común, pero se puede evitar con este truco

Nuestro jardín está bajo constante amenaza de todo tipo de plagas, pero hay pocas tan dañinas como la del escarabajo japonés. Este insecto se alimenta de las hojas de diferentes plantas, y es muy difícil de combatir. Por suerte, existe un truco que te puede ayudar a evitar que se asiente en tu hogar.

escarabajo-plaga.jpg
Este escarabajo es muy dañino, por suerte un truco puede ayudarte a ahuyentarlo.

Este escarabajo es muy dañino, por suerte un truco puede ayudarte a ahuyentarlo.

El escarabajo japonés proviene -como su nombre lo sugiere- de Asia. Durante las últimas décadas logró establecerse es diversas partes del mundo debido a su gran capacidad de movilidad y a la cantidad de huevos que pone por día, alrededor de 500. Si bien puede encontrarse en diferentes plantas, sus favoritos son los árboles frutales.

Es común encontrarlos en hojas de fresas, uvas, cereza, ciruela, peras, melocotón, frambuesa, mora o arándano, aunque no se limitan a esos cultivos. Es muy fácil de identificar debido a su color verde metalizado, y al rastro de destrucción que dejan a su paso.

TE PUEDE INTERESAR: Descubre el significado de tener un geranio en tu casa, la planta que puede atraer la fama

El truco casero para evitar tener la plaga de escarabajo japonés

Existen diferentes trucos caseros naturales para evitar que esta plaga dañe nuestras plantas. Uno de los más sencillos es utilizar aromáticas cuyo olor espante a estos insectos. Puedes ubicar bolsitas de tela con aromáticas como el romero, menta, lavanda o laurel en los lugares en los que no quieras que aparezcan. Si bien esto es efectivo para las plantas de interior, para los árboles frutales grandes puede ser un poco complicado.

plaga-escarabajo.jpg
El escarabajo japonés proviene de Asia.

El escarabajo japonés proviene de Asia.

El otro truco más común es algo más laborioso. Consiste en levantarse temprano a la mañana y recogerlos con la mano, uno por uno. Esto se debe a que la mayor parte de su actividad se desarrolla durante el día, y a la mañana, casi antes de que salga el sol, se moverán de manera muy lenta, por lo que son fáciles de atrapar.

TE PUEDE INTERESAR: Mantén la calma para conocer el truco para que florezcan los lirios

También existen redes especialmente diseñadas para atraparlos, que se colocan en los troncos de los árboles o por lugares por los que pasan habitualmente, o en alguna planta específica. Tomar alguna de estas precauciones nos ayudará a tener un jardín mucho más sano.

Temas relacionados: