Crisis económica

El representante de las clínicas y sanatorios aseguró que el sistema de salud privado está en riesgo

José Luis Sánchez Rivas manifestó que los profesionales cobran tarde y mal, y que en consecuencia los pacientes terminarán metiendo presión sobre los efectores públicos

José Luis Sánchez Rivas, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios (Aclysa) describió la crítica situación que está pasando el sistema de salud privado en Mendoza.

Según aseguró, las prestadoras privadas están en riesgo de desfinanciamiento, ya que, además de la disminución del 30% de la concurrencia de pacientes, también deben esperar entre 60 y 120 días que las obras sociales y prepagas cancelen las prácticas, por lo que tienen que absorber el costo de la inflación.

Por otra parte, hay mucha gente que se ha retirado de la medicina prepaga y se ha volcado al sistema público de salud.

medicos, sueldos, paritarias, bono.jpg
Los pacientes concurren cada vez más al médico por cuestiones de urgencia y esto puede traer consecuencias negativas en la salud de la población.

Los pacientes concurren cada vez más al médico por cuestiones de urgencia y esto puede traer consecuencias negativas en la salud de la población.

►TE PUEDE INTERESAR: Judiciales que toman las denuncias en las oficinas fiscales anunciaron otro paro de 3 días

También una gran parte de los pacientes dejó de asistir al médico si la problemática no es de urgencia, desde que estos decidieron colocar un precio de base a las consultas ambulatorias, que hoy es de $13.500. Por esto, también se realizan menos estudios y prácticas.

El sistema privado de salud en riesgo

El representante de las clínicas y sanatorios manifestó que de seguir así, lo que se arriesga es directamente el sistema de salud privado.

Si bien aún no ocurre en Mendoza, en otras provincias ya hay efectores que se están presentando en convocatoria o bien cerrando sus puertas.

“Nosotros –por los dueños de clínicas y sanatorios- prefinanciamos las prácticas, porque para internar a un paciente y operarlo hay que hacer una inversión, que vamos a cobrar recién dentro de 60 días”, manifestó; y agregó que mientras esto sucede, “muchos financiadores miran para otro lado”.

►TE PUEDE INTERESAR: El director de pymes de la construcción indicó que en Mendoza se perdieron unos 20.000 puestos

El sector público de salud cada vez con más pacientes

Así como la caída en el sector de medicina privada es del 30%, el incremento de concurrencia en el sector público es del 15%.

El director de Aclysa también explicó que uno de los grandes problemas que tienen en las clínicas y sanatorios es que las obras sociales pagan a 60, 90 y hasta a 120 días.

Es decir que actualmente, están cancelando octubre, noviembre y diciembre. Esto provoca un descalce económico, ya que las que tienen que absorber el costo de la inflación son las clínicas privadas.

Aumentos de hasta 2.000% en remedios e insumos

Sáchez Rivas puntualizó que la gran mayoría de insumos y medicamentos se consiguen en dólares, o bien, tienen una parte de su costo dolarizada.

Desde la devaluación que realizó Javier Milei a los pocos días de asumir la presidencia, algunos de estos fármacos aumentaron desde el 300% hasta el 2.000%.

Es decir que si se utilizaron medicamentos o insumos muy costosos en una práctica médica que se realizó tres meses atrás, hoy no se pueden reponer si no es a costa de perder dinero. “Esto produce un cuello de botella muy importante”, sostuvo el director de Aclysa.

Consecuencias en la salud de la población

Las consecuencias de que la cadena de prevención y detección temprana de las problemáticas de salud se corte van a repercutir en un futuro próximo.

Sánchez Rivas manifestó que lo que se pone en riesgo es la salud de la población, ya que el sistema de salud pública saturado no puede responder a la demanda.

La gente asiste por urgencias. Las prácticas programadas han bajado porque al haber menos consulta, también se programan menos cirugías La gente asiste por urgencias. Las prácticas programadas han bajado porque al haber menos consulta, también se programan menos cirugías

El médico señaló que dos de las especialidades que más se han visto afectadas son las de traumatología y cardiovascular. En este último caso, tiene que ver con que en los últimos días del 2023, no se conseguían muchos de los insumos necesarios.