El chico de 14 años que en agosto mató a puñaladas a Lucía Inés Fernández, de 15 años, está alojado en un hogar de la DINAF bajo la tutela de la Justicia de Familia.

Por estas horas, la Fiscalía Penal de Menores, que investigó el caso de femicidio que estremeció a Mendoza en agosto, se apresta a cerrar la pesquisa que arrojó dos conclusiones importantes: no hay dudas de que ese menor de edad mató a la chica y que, por tener menos de 16 años, es inimputable para la ley por lo cual no puede ser detenido, juzgado ni condenado.

marcha por lucia fernandez5.jfif
Alrededor de 500 personas marcharon por Rodeo del Medio y Fray Luis Beltrán pidiendo justicia por Lucía Inés Fernández.

Alrededor de 500 personas marcharon por Rodeo del Medio y Fray Luis Beltrán pidiendo justicia por Lucía Inés Fernández.

Está alojado desde hace tres meses en una dependencia de la DINAF bajo la tutela del Juzgado de Familia, que se encarga de supervisar las medidas de abordaje y atención a cargo de profesionales del ETI (Equipo Interdisciplinario).

Todo indica que las denominadas "medidas de protección" aplicables al menor de edad estarán vigentes durante varios años, aunque para tener más precisiones habrá que esperar que el fiscal penal de Menores Gustavo Farmache dé por terminada la investigación penal de rigor.

Esta derivación es casi idéntica al caso del chico de 13 años que en 2011 mató a toda una familia en el departamento Las Heras en las horas previas a la asunción de Paco Pérez como gobernador de Mendoza.

La tragedia de Lucía Inés Fernández

La chica fue encontrada asesinada el martes 24 de agosto último en Rodeo del Medio, departamento Maipú. En un descampado.

El Forense determinó que había recibido siete puñaladas. También que fue golpeada con un ladrillo en la cabeza.

La noticia del nuevo caso de femicidio sacudió a Mendoza. Mientras arreciaban los reclamos contra el delito y la inseguridad, los pesquisas recogían información clave. Entonces, un menor de edad que había sido visto con la víctima pasó a convertirse en sospechoso. El único.

Dos días después quedó a disposición de la Justicia y se le incautaron ropas, zapatillas y otros bienes de su propiedad que fueron llevados al Cuerpo Médico Forense para análisis de laboratario y otros peritajes necesarios para la investigación.

El Forense descartó que la menor de edad hubiera estado embarazada como se dijo al comienzo tomando como referencia una versión que circuló a poco de que el chico quedó a disposición de la Justicia.

Un embarazo. Una discusión. El ataque mortal. Tres ejes de una coartada que se desvaneció y no sirvió de nada.

Horas después, el Forense dio cuenta de que en las zapatillas del sospechoso había sangre de la víctima, lo que agravó su situación.

La investigación comenzó estando a cargo del fiscal Carlos Torres, que debió apartarse y enviar todo lo actuado al fiscal Farmache a partir de la firme sospecha inicial de que el asesino y único atacante es menor de edad.