Sociedad | Edificio | Morón | coronavirus

El edificio judicial de calle Morón, cerrado hasta el lunes

Una empleada judicial que trabaja en ese edificio dio positivo y hay más casos bajo sospecha, que serán hisopados

La existencia de un caso confirmado de coronavirus y otros dos bajo sospecha y en estudio obligaron al Poder Judicial de Mendoza a cerrar este martes y durante el resto de la semana laboral el edificio de Morón 347, donde funcionan las oficinas de las Cámaras de Apelaciones en lo Civil y Comercial y de Familia, la Mesa de Entradas Unificada y el Jury de Enjuiciamiento.

Inicialmente, la Suprema Corte dispuso el cierre e inhabilidad de los plazos procesales hasta el viernes 11 de septiembre inclusive con la expectativa de reabrir las instalaciones el lunes 14, previa desinfección.

Te puede interesar...

Sin embargo, por estas horas, la mayor preocupación de las autoridades judiciales es saber cómo evoluciona el resto de los empleados y funcionarios porque, más allá del caso positivo que obligó a la Corte a cerrar el edificio, el lunes a la tarde se supo que al menos otras dos personas que trabajan en esas instalaciones presentaron síntomas compatibles con el virus, a tal punto que iban a ser hisopados este martes.

Te puede interesar: Así funciona el resto del Poder Judicial

Otro foco de atención será el estado general del resto de la plantilla de personal, que podrá conocerse a través de consultas telefónicas y reportes a RRHH del Poder Judicial de Mendoza.

La clave

Morón 347 es un edificio de departamentos de tres pisos que desde hace varios años alberga a diversas reparticiones judiciales, la gran mayoría del fuero Civil y Comercial, que históricamente funcionaron en el edificio central, en el barrio Cívico. Hasta que la necesidad de descomprimir el edificio matriz impulsó a las autoridades a mudar esas dependencias.

Situado en la vereda sur, entre calles Rioja y Pedro B. Palacios, Morón 347 es un complejo de departamentos en altura con escaleras de uso común, ascensores compartidos, pasillos estrechos –también de uso colectivo–, y los sectores de ingreso y egreso compartidos. Idéntica es la situación respecto de las cocheras.

Jueces, fiscales, funcionarios y empleados judiciales trajinan esas dependencias diariamente, aunque en menor cantidad desde que la Suprema Corte comenzó a aplicar un plan de contigencia por la pandemia de coronavirus; el resto del personal trabaja desde su casa.

También hay abogados que circulan por Morón 347, aunque ese flujo también está restringido según el término de DNI y los turnos otorgados por cada tribunal.

Antecedente

El edificio judicial de Morón 347 ya había sido cerrado a comienzos de julio porque una empleada dio positivo de coronavirus.

Se realizó la desinfección de las instalaciones y se reabrieron las puertas dos días después.