La administración de Alberto Fernández trabaja a contrarreloj para publicar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establecerá una restricción nocturna entre las 00 y las 6 por tres semanas. Hace minutos, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dejó la Casa Rosada donde se reunió con las máximas autoridades del Gobierno nacional.

Con la restricción nocturna se pretende disminuir la circulación de personas, sobre todo de los jóvenes, que suelen copar los bares sin cumplir las normas de distanciamiento y el uso de tapabocas.

Te puede interesar...

Como se venía hablando durante las últimas jornadas, el transporte público será solo para ser utilizado por trabajadores esenciales y aquellos que estén relacionados con el dictado de clases en escuelas.

A diferencia de otras oportunidades, el nuevo DNU entrará en vigencia apenas se publique en el Boletín Oficial, por lo que no se aguardará a que venza la prórroga actual, prevista para este viernes.

De acuerdo a lo que publica Noticias Argentinas, el horario de la restricción nocturna ya se determinó, aunque todavía existían negociaciones para establecer sus alcances, es decir, si también afectará la circulación o solo será para actividades dentro de esa franja horaria.

El DNU además contemplará el incremento del control de las fuerzas de seguridad federales y de las provincias para que se cumpla la restricción de circulación, la suspensión de los viajes de egresados y por turismo, la reducción en el aforo a los restoranes y los pasajeros que usen el transporte público. Se habla además del cierre de casinos y bingos y de algunos espacios de esparcimiento como los gimnasios.

Otro de los interrogantes son las reuniones sociales, donde no se suelen respetar ningún tipo de protocolo. Cada provincia incluso ha fijado su propio parámetro de máximo de participantes. Habrá que esperar para saber qué decide el Gobierno nacional sobre este punto. El propio Presidente hará el anuncio, que ya grabó en la Casa Rosada, donde está aislado tras contagiarse de coronavirus.