Un altar votivo de la era romana dedicado a la antigua deidad vasca Larrahe fue desenterrado en el monasterio medieval de Doneztebe, ubicado en el monte Arriaundi, en el norte de España. Este descubrimiento es el primero de su tipo recuperado durante una excavación arqueológica.

El monte Arriaundi, con una altura de casi 950 metros, se encuentra en el valle del río Gulina, a cinco millas al noroeste de Pamplona. La posición elevada y la inaccesibilidad de su promontorio sur hacen de este un lugar defendible con vistas panorámicas de la Cuenca de Pamplona.

►TE PUEDE INTERESAR: El inédito descubrimiento que evidencia la inteligencia de los orangutanes

Desde la época romana hasta la Edad Media y la era moderna, el sitio fue ocupado casi de manera continua. La presencia del Imperio Romano en esa zona se remonta a la Guerra Sertoriana en el siglo I a.C., con la construcción de importantes vías de comunicación en el siglo I d.C. En el siglo XI, se erigió en el monte un monasterio en honor a San Esteban.

altar.png
El altar encontrado en el fondo de un pozo.

El altar encontrado en el fondo de un pozo.

Un descubrimiento bien oculto

El altar, que data del siglo I d.C., fue descubierto en 2022 en el fondo de un pozo en el monasterio medieval de Doneztebe. La inscripción del altar fue realizada por una mujer llamada Valeria Vitella, quien dedicó el altar a la deidad Larrahe con el mensaje: "Valeria Vitella cumple su voto a Larrahe libre y merecidamente".

Este descubrimiento, según los investigadores, muestra cómo la cultura distintiva de los vascos perduró durante la era romana, combinando elementos de ambas tradiciones.

La inscripción en el altar, escrita en latín, reza: VAL(eria) V[i] TEL.LA M(erito?) LA R A HE VO(tum) L(ibens) S(olvit). La traducción es: “Valeria Vitella cumple su voto a Larrahe libre y merecidamente”.

inscripcion.png
La inscripción que se puede leer en el altar.

La inscripción que se puede leer en el altar.

El hallazgo de la arqueología ofrece nuevas perspectivas sobre las creencias culturales de los primeros habitantes vascos. Hasta la fecha, se han encontrado solo otros tres altares dedicados a Larrahe en esa región. Sin embargo, este altar, localizado más al norte que los anteriores, amplía el conocimiento sobre el dominio territorial del culto a esta deidad.

El misterio que rodea al altar

►TE PUEDE INTERESAR: El enorme descubrimiento de un monumento prehistórico realizado en Europa

Aunque el altar data de aproximadamente 1000 años antes que el monasterio, los investigadores no tienen claro cómo terminó en el pozo. Se desconoce si fue arrojado posteriormente o si fue colocado intencionalmente durante la construcción.

La sociedad científica Aranzadi, a cargo de la excavación, continúa investigando para saber más sobre este descubrimiento y su contexto histórico, proporcionando así una comprensión más profunda de la historia cultural vasca.