Paso internacional

El cierre de Chile obligó a las empresas de colectivos a abrir los pasajes o reembolsar a sus clientes

Desde hace más de una semana el ingreso de turistas al país vecino está vedado, y tanto los pasajeros como las compañías de transporte han tenido que adaptarse a una situación llena de incertidumbre

Por decisión de las autoridades trasandinas, hace una semana que el paso Libertadores permanece cerrado al turismo: sólo se permite el ingreso a Chile al transporte de carga y a particulares que viven allá o vuelven a sus países de origen. Ante ese panorama, las empresas de colectivos que operan en Mendoza iniciaron un proceso de reprogramación y reembolsos de pasajes que todavía no tiene visos de terminar.

Todo en medio de una temporada que al principio pintaba bien. Desde la apertura del tránsito internacional, el 4 de enero, las firmas habían ido sumando unidades y algunas hasta duplicaron los servicios. Ahora -hasta nuevo aviso- no salen.

El último parte oficial de la aduana chilena indica que el paso está habilitado pero sólo para vehículos de carga y con "atención preferente a chilenos y extranjeros residentes y personas que retornan a sus países de origen, con horario de atención de 8:00 a 14:00 horas". Mientras, casi 3.000 camiones se acumulan del lado argentino en protesta por el endurecimiento de las restricciones impuestas por el gobierno de Sebastián Piñera.

Pasajes devueltos o reprogramados

Y en medio de todo eso, las empresas de transporte de pasajeros enfrentan un mar de incertidumbres. "Desde el sábado estamos viendo casos de personas que nos piden reprogramar", admitió Nicolás Nieto, gerente de márketing de Andesmar, en diálogo con Radio Nihuil. "Lo que estamos haciendo es dejarles los boletos abiertos hasta que se termine de definir este contexto", añadió Nieto.

Postergar el viaje a Chile no es tan sencillo: los PCR negativos que se pedían para entrar al país vecino se vencen, al igual que las declaraciones juradas. Todo eso hay que volverlo a hacer. En casos extremos, y si el viajero no encuentra forma de acomodar su calendario, se le devuelve el dinero. Un pasaje a Santiago -sólo ida- salía hasta que empezó el conflicto en Alta Montaña entre 9 y 11 mil pesos.

terminal-omnibusjpg.jpg
En la Terminal se ilusionan con que la actividad vuelva a la normalidad.

En la Terminal se ilusionan con que la actividad vuelva a la normalidad.

En Cata Internacional se topan con circunstancias parecidas: reprograman los pasajes, los dejan abiertos por 90 días u otorgan reembolsos reteniendo un 10% del precio original. "Sólo una de cada diez personas nos pide reembolsos, la gente en realidad está expectante porque quiere salir a vacacionar", definió un boletero ante la pregunta de Diario UNO. Los call centers trabajan a toda máquina para responder a las consultas.

A su vez, se han dado casos de argentinos que tenían que hacer una conexión aérea en Chile para volver a su país de residencia, por ejemplo a España. A ellos sí los han dejado pasar en Libertadores.

Por lo demás, la mayoría de las empresas que hace el trayecto a Chile no está vendiendo tickets para el domingo ni el lunes, pero sí ofrecen pasajes para la semana que viene, siempre que se tenga en cuenta que el viaje estará sujeto a las decisiones que tome el gobierno chileno respecto al turismo. Argentina sí está recibiendo turistas.

Temas relacionados: