(Editado por Raúl Adriazola) Los cambios sociales se producen en forma cada vez más acelerada, posiblemente por llevar muchos años de espera, como son por ejemplo el ingreso de mujeres a lugares antes vedados y considerados "propiedad exclusiva" del hombre. Sin embargo las féminas demostraron que no hay razón alguna que sostenga este pensamiento, y a puro coraje se inserta en el mundo laboral rompiendo prejuicios, logrando la inclusión femenina integral. Tal es el caso de las mendocinas Yamila Moyano y Florencia Araya, quienes ya son trabajadoras ferroviarias, y nada menos que desempeñándose en los talleres de la Línea San Martín (LSM) manejando maquinaria pesada.

Estas incorporaciones que rompen moldes discriminatorios, forman parte de un mundo que busca ser igualitario y que cuenta con apoyo de distintos sectores, como el político. Por ello, la incorporación de Moyano y Araya a los talleres ferroviarios de Palmira, el 13 de julio pasado, tiene un pedido del legislador provincial justicialista Carlos Sosa para que se considere de Interés Legislativo este ingreso, según consta en el expediente Nº80.297 de la Cámara Baja.

Seguir leyendo

Es destacable la conjunción de dos fuerzas que convergen en avance hacia el futuro, y al ya mencionado proceso inclusivo, se suma el apoyo a la actividad ferroviaria, algo totalmente necesario para desarrollar un país tan extenso y con una matriz productiva como el nuestro.

Yamila Moyano y Florencia Araya tiene formación técnica y son egresadas de los los centros de Formación y Estudios Ferroviarios, creados por la Unión Ferroviaria en el año 2014, y se sumaron a otra mujer en el Centro Logístico Polimodal de Palmira, San Martín, Natalí Rodríguez, que se desempeña en el área administrativa desde hace ya cinco años. Respecto a la tarea netamente mecánica, las mendocinas se suman a la incorporación de las bonaerenses Tatiana Giménez y Johanna Noya, quienes al ingresar a los talleres Rubén Darío, de Metrovías, en diciembre del 2020, fueron las pioneras en la materia.

Lejos de las oficinas y la labor administrativa, Tanto Yamila como Florencia eligieron "agarrar los fierros" y manejar pesadas grúas o ponerse a pintar vagones para su reciclado y puesta en funcionamiento en óptimas condiciones.

La búsqueda de potenciar el desarrollo ferroviario

La firma Trenes Argentinos de Cargas (TAC), dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación es la impulsora de la última inversión en esos talleres de la línea San Martín (LSM), que fue de 35 millones de pesos y está dirigida a potenciar el desarrollo de la actividad ferroviaria en la localidad del Este provincial, directamente vinculada con el funcionamiento del nodo multimodal de Palmira donde las cargas de los trenes son intercambiadas con las que transportan los camiones.

Las instalaciones de los talleres palmirenses fueron visitados el 13 de julio, cuando se le dio la bienvenida a Araya y Moyano, por el presidente de la empresa pública TAC, Daniel Vispo, y fueron recorridas junto al responsable de esos talleres, Darío Herrera; el secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, y funcionarios de las delegaciones de la Aduana y del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en Mendoza.

Esa intensa actividad está relacionada con la construcción de la denominada Variante Palmira-Agrelo, que viene impulsando la Provincia e incluye la construcción de una nueva ruta para unir ese distrito sanmartiniano con Luján de Cuyo, lo que permitirá evitar el paso de vehículos pesados por el área urbana del Gran Mendoza al dejar habilitada como corredor bioceánico una ruta directa del transporte de cargas hacia Chile.