En un increíble descubrimiento, un barco que buscaba gas natural de la empresa Energean encontró un naufragio con cientos de contenedores intactos de aproximadamente 3300 años en el mar Mediterráneo. Este hallazgo fue catalogado como "sensacional" por la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA).

Dos de estos recipientes fueron recuperados por el equipo de Energean del naufragio, y se estima que hay muchos más dentro de la embarcación, que medía entre 12 y 14 metros de longitud.

Un descubrimiento "sensacional"

andora.jpg
El descubrimiento sorprendió a los trabajadores de la empresa de energía.

El descubrimiento sorprendió a los trabajadores de la empresa de energía.

Jacob Sharvit, director de la Unidad Marina de la IAA, sugirió que el barco pudo haber naufragado debido a una tormenta o un ataque pirata, eventos comunes en esa época. "Este es un hallazgo verdaderamente sensacional", afirmó Sharvit.

El arqueólogo destacó que, hasta ahora, solo se conocían otros dos naufragios con carga de la Edad de Bronce Tardía en el mar Mediterráneo, ambos cerca de la costa turca y accesibles con equipos de buceo normales.

El descubrimiento de este barco cambia significativamente la comprensión académica sobre las habilidades de los marineros antiguos que tenía la arqueología. Hasta ahora, se creía que el comercio marítimo se realizaba a lo largo de la costa visible.

Sin embargo, este barco, encontrado a 90 kilómetros de la costa más cercana, demuestra que los marineros prehistóricos podían navegar grandes distancias sin tener tierra a la vista. Sharvit explicó que los marineros probablemente usaban las estrellas para navegar.

►TE PUEDE INTERESAR: Descubren un nuevo dinosaurio que no se parece a ningún otro hallado antes y tiene nombre de villano

Contenido intacto

barco-hundido.jpg
Así se veían las ánforas en el fondo del mar.

Así se veían las ánforas en el fondo del mar.

Una de las curiosidades de este hallazgo es que la ubicación profunda del naufragio permitió que el barco y su contenido se conserven intactos, sin haber sido perturbados por la actividad humana o las corrientes marinas.

Esto ofrece una oportunidad única para la investigación, ya que el sitio permaneció prácticamente inalterado desde el momento del desastre y no fue encontrado antes por buscadores de tesoros.

El hallazgo fue una sorpresa durante un estudio rutinario de Energean, utilizando un robot submarino avanzado que identificó lo que parecía ser un montón de ánforas en el lecho marino. La colaboración con la Autoridad de Antigüedades de Israel confirmó la importancia arqueológica del descubrimiento.

Temas relacionados: