Consumo desmedido

Crisis hídrica: anticipan que 2022 será otro año con poca agua en Mendoza

El superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, vaticinó que en 2022 la crisis hídrica en Mendoza continuará

Por UNO

Ni las lluvias ni las nevadas alcanzaron ni alcanzarán. La crisis hídrica en Mendoza continuará el año próximo y desde el Departamento General de Irrigación , su titular, Sergio Marinelli, anticipó que "2022 será un año con poca agua y mucho gasto". Eficientizar el uso tanto para riego en la zonas productivas como para consumo doméstico es la clave para mejorar la situación y es el objetivo de las autoridades.

El titular del DGI dio una nota a Radio Nihuil en la que explicó que el próximo martes, 5 de octubre, el organismo a su cargo presentará el pronóstico oficial de caudales de los ríos mendocinos pero adelantó: "2022 será apenas un poco mejor que el peor año de la década en materia hídrica. Puedo decir que va a ser un año bastante malo aunque mejor que 2020 que fue el peor año de la historia, cuando estuvimos en el 50% de rendimiento".

"Por primera vez -señaló- vamos a decir cuánta agua se ha gastado en cada cuenca y cómo se ha repartido. Entiendo que el promedio rondará el 60% y el año que viene no va a ser tan malo como cuando se llegó al 50%, pero sabemos que todo lo que esté por debajo del 70% es escaso. Y es escaso por cómo utilizamos el recurso. Si lo usáramos muy bien, nos podría alcanzar mejor".

Lo que viene

Marinelli indicó que se está trabajando en tomar medidas "tanto estructurales, que tienen que ver con la demanda, como para emergencias. A través de los inspectores de cauce tomamos contacto estrecho con los agricultores para ser más eficientes".

Tenemos un problema serio en el río Mendoza. Es por el alto consumo de la población. Vamos a planificar con Aysam las futuras entregas de agua a efectos de que se deje de gastar tanto. Están previstas una serie de acciones, como micromediciones, para alentar la baja del consumo por persona y por día, porque lo que hoy tenemos es vergonzoso, ya sea por la falta de inversión pública como por la falta de conciencia de la gente Tenemos un problema serio en el río Mendoza. Es por el alto consumo de la población. Vamos a planificar con Aysam las futuras entregas de agua a efectos de que se deje de gastar tanto. Están previstas una serie de acciones, como micromediciones, para alentar la baja del consumo por persona y por día, porque lo que hoy tenemos es vergonzoso, ya sea por la falta de inversión pública como por la falta de conciencia de la gente

"Doy un ejemplo -amplió el funcionario-: en mi casa, en San Rafael, el servicio lo tiene la unión vecinal, que asigna una cantidad para consumir en el mes que es más que razonable para el uso doméstico. Si uno se excede hay dos bandas más pero con fuerte castigo tributario. El derecho humano de acceso al agua potable está cubierto pero cuando se excede, hay que pagar".

Marinelli, reflejó que "nosotros gastamos entre 800 y mil litros por persona y por día. Eso hay que bajarlo a la mitad por lo menos, siendo serios y manteniéndolo en el tiempo".

Sobre los sistemas de riego para producción el titular de Irrigación admitió que la "tecnificación es muy baja en la provincia y alcanza apenas el 12% de la superficie cultivada. Estamos trabajando con el INTA, Fecovita, Coviar, Acovi y otras cooperativas para ayudar, sobre todo a los pequeños agricultores a a hacer más eficiente el riego".

https://twitter.com/radionihuil/status/1443321025979092998

Temas relacionados: