Diario Uno > Sociedad > Paula Toledo

Crimen de Paula Toledo: bronca por la condena a 11 años

La violación en manada y asesinato de Paula Toledo, ocurrido hace 17 años en San Rafael, terminó con una condena a 11 años de prisión. Provocó enorme malestar

Tras 17 años de impunidad por el crimen de Paula Toledo (19), Marcos Federico Graín (32) fue condenado a 11 años de prisión al ser considerado, por un Tribunal de San Rafael, partícipe necesario de la violación en manada y posterior asesinato de la joven. El fallo provocó mucha bronca entre los familiares y dirigentes políticos de todos los partidos también mostraron su malestar en las redes sociales.

"¿Tan poco vale la vida de una chica que recién empezaba a vivir? Yo no estoy conforme", dijo Nuri Ribotta, madre de Paula, después de que se conociera la decisión de los magistrados. A pesar de que la condena no está firme, Graín quedó en prisión ya que la Justicia entendió que hay riesgo de fuga luego de que el hombre se mantuviese prófugo durante varios años.

Te puede interesar...

Esta última medida, no aplacó la bronca de quienes se encontraban en el Tribunal a la espera de la condena y se produjeron incidentes. Más de 200 mujeres hicieron cánticos contra la policía. Es que el crimen de Paula Toledo y la posterior investigación plagada de errores consternó a la sociedad sanrafaelina que esperó durante 17 años y la realización de tres juicios algo de justicia.

El cuerpo de la víctima fue encontrado sin vida en la mañana del 31 de octubre de 2003 en la localidad de El Sosneado, estaba semidesnudo, desfigurado y quemado por cigarrillos. La necropsia determinaría que fue abusada sexualmente y que había aspirado tierra mientras era abusada con su cara contra el suelo. La causa de la muerte fue el dolor inmenso que le produjo una vejación anal.

Pero la crueldad con Paula Toledo y su familia no culminó allí ya que la escena del crimen y las pruebas que se levantaron allí no fue preservadas y sus restos fueron lavados lo que impidió la toma de muestras de semen que señalaría a los involucrados.

Todo San Rafael tenía sospechas sobre quienes habían sido los autores del crimen y cuatro jóvenes fueron detenidos -entre ellos Graín-pero luego la Justicia decidió liberarlos y el sujeto se fugó. En 2006 se realizó el primer juicio al cual llegaron en libertad al primer juicio que se realizó en 2006, donde Iván Gauna y los hermanos Víctor y Alejandro Echegaray y terminaron absueltos por el beneficio de la duda.

En 2010, luego de su detención, Graín fue juzgado por el crimen en un segundo juicio y también quedó libre de culpa.

Fue la Suprema Corte de Justicia quien decidió anular ambos procesos debido a la pésima investigación que los antecedió y así se llegó a este tercer juicio pero la causa ya había prescrito para los primeros imputados.

Todos estos condimentos fueron los que alimentaron el enojo de familiares y allegados de Paula Toledo al escuchar la condena. Dirigentes políticos no se mantuvieron ajenos y criticaron el fallo a través de las redes sociales.

"La familia de Paula Toledo tuvo que esperar 17 años para que el único imputado en la causa reciba una condena de sólo 11 años. Un fallo que está muy lejos de ser ejemplo de justicia. Seguiremos pidiendo #JusticiaParaPaulaToledo y para todas", indicó Anabel Fernández Sagasti.

La senadora provincia del PJ Florencia Canali dijo: "Con este tipo de fallos se revictimiza y se violenta a todas. Justicia lenta no es Justicia".

Por su parte, la concejal de Luján y presidenta del PRO de Mujeres, Cecilia Páez indicó: "17 años pasaron del crimen de #PaulaToledo. La familia tuvo que esperar 17 años para que la Justicia condenara a sólo 11 años de prisión al único imputado por violación y homicidio. Esto no es justicia".

"El Poder Judicial de Mendoza vuelve a demostrar no estar a la altura de su deber. Después de 17 años el homicidio de Paula Toledo no encontró justicia. Usen la toga para taparse la cara. #JusticiaPorPaulaToledo", señaló la diputada nacional Marisa Uceda.