Tasa fija

Créditos de hasta $2 millones para ampliar y refaccionar viviendas

Lo lanzó el Banco Nación, el primer año la tasa fija será del 19%, serán a sola firma y sin garantía hipotecaria. Se podrá pagar en diez años

Por UNO

El Banco Nación lanzó este lunes una nueva línea de créditos para refacción, ampliación y finalización de vivienda única y de ocupación permanente en todo el país, por un monto de hasta $2 millones.

El préstamo tiene una tasa fija del 19% durante el primer año, sin garantía hipotecaria, que se podrá pagar en un máximo de diez años (120 meses de plazo).

Seguir leyendo

El crédito podrá destinarse a la edificación de ambientes adicionales a los ya existentes en el hogar, realizar arreglos que permitan mejorar la vivienda o para la interconexión de servicios básicos a la red cloacal o de gas, así como para efectuar mejoras en instalaciones eléctricas.

Se otorgarán a sola firma (sin garantía hipotecaria) y la tasa se ajustará luego del primer año mediante el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Podrán acceder al financiamiento todas las personas que cobran haberes a través del Banco Nación, pero también jubilados y pensionados, autónomos, monotributistas: en todos los casos, deberán contratar un paquete de servicios del banco.

El valor de la cuota será de hasta 30% de los ingresos demostrables y se pueden sumar los ingresos de dos titulares y dos cotitulares.

En caso que se incluyan codeudores, la afectación de los ingresos deberá representar como mínimo el 20% del total de la cuota.

El Banco Nación aclaró que por créditos de $1 millón a un plazo de 120 meses, la cuota inicial será de $ 18.667 y los ingresos necesarios (titulares más codeudores) deben ser de $ 62.224.

Para más información: Préstamos viviendas del Banco Nación.

Para un financiamiento de $2 millones al mismo plazo, la cuota ascenderá a $37.334 y los ingresos necesarios, $124.448.

La asistencia para la ampliación, refacción y terminación podrá ser hasta el 100% del presupuesto de obra, sin exceder los $2 millones y sin superar el 50% de la tasación de la vivienda previo a la obra.

En tanto, habrá dos desembolsos: el segundo se realizará en función del avance de obra, habiéndose verificado que se ha utilizado como mínimo el 70% del desembolso anterior (incluye la compra de materiales debidamente respaldada), no pudiendo transcurrir más de seis meses desde la acreditación del primero, detalló la entidad financiera oficial.