Pandemia

Covid en Mendoza: murió un joven en el Hospital Central que no había recibido las vacunas

Tenía 27 años, sobrepeso y tiroides. Ingresó con un cuadro gravísimo. Al parecer, no había sido vacunado contra el Covid-19 por voluntad propia

El lunes 26 de julio, el joven F.N ingresó al Hospital Central con un cuadro de Covid gravísimo: llevaba una semana padeciendo la enfermedad sin haber acudido al sistema de salud para ser atendido.

Su salud estaba muy comprometida, porque tenía sobrepeso y una patología relacionada con la tiroides, dos factores que agudizan la gravedad del Covid-19

Seguir leyendo

Tenía 27 años, y según fuentes que se reservan, no había recibido las vacunas contra el Covid-19 por voluntad propia, como tampoco había consultado cuando comenzó a tener síntomas de la enfermedad.

El 29 de julio, y luego de todos los intentos por salvar su vida que realizaron en el Central, el joven falleció.

Aparentemente, F.N. provenía de un entorno familiar reacio a las vacunas, lo que explica la decisión del joven de no ser inoculado.

El parte médico

Desde el Hospital Central informaron que F.N. ingresó el 26 de julio, con un muy mal estado general. En el momento de la internación, y consultado acerca de los síntomas, el joven respondió que hacía 8 días que se encontraba con fiebre, tos y expectoraciones con sangre.

En la guardia se comprobó que saturaba muy bajo. Se lo derivó a UTI, en donde fue asistido, intubado, se lo colocó en boca abajo y nada de lo que se hizo fue suficiente. El 29, y luego de 3 días de atención intensiva, falleció.

Cabe mencionar que la vacunación para personas de entre 18 y 59 años con enfermedades asociadas al Covid-19, tales como las que padecía F.N. comenzó a principios de junio, mientras que a comienzos de julio se convocó a los jóvenes de más de 18 años para ser inoculados.

El grupo más reacio

Uno de los datos que detectó el gobierno provincial luego de abrir la vacunación para los grupos de personas más jóvenes, fue que los que rondan los 30 y hasta los 40 años, son los más reacios a vacunarse.

La información concreta es que más del 40% de esa franja etaria no se anotó para recibir la vacuna durante los primeros días de la inscripción, cifra que fue decreciendo con el correr de las semanas, pero que aún corresponde a los que menos se vacunan.

Consultada por esta situación, la subsecretaria de Planificación de la Salud, Mariana Álvarez, había dicho oportunamente a Diario UNO: "En general son personas independientes, que viven solos o en pareja, pero ya no viven con sus padres o con adultos mayores y que en apariencia sienten que pueden no tener grandes complicaciones si se contagian, y que si no se vacunan no van perjudicar a nadie más. Hay algo de rebeldía desafiante y de cuestionamiento a la vacuna en eso"

Para contrarrestar esta problemática, fue el mismo Suarez quien salió a convocar a este grupo por Twitter, ya que sin esta franja de la población vacunada, no se logrará la pretendida inmunidad de rebaño que busca alcanzar el gobierno.

https://twitter.com/rodysuarez/status/1415640689275146244