Diario Uno > Sociedad > Ejercicio

Covid: 20 minutos de ejercicio por día previenen la enfermedad grave

Estudios indican que las personas que hacen ejercicio tienen menor porcentaje de posibilidades de enfermarse gravemente por Covid

Hacer 20 minutos de ejercicio diario disminuye el riesgo de sufrir Covid de manera grave, según un estudio realizado en California en el que participaron casi 50.000 personas contagiadas.

Los datos recopilaron antes de que estuvieran las vacunas contra el Covid no indican que el ejercicio pueda reemplazar a la inmunización pero muestran que el ejercicio regular -nadar, caminar, correr o andar en bicicleta- reduce las posibilidades de una enfermedad grave.

Los científicos avalan que las personas con un buen estado físico son menos propensas a contraer enfermedades y se recuperan más rápido. Un mejor estado físico también aumenta la respuesta de los anticuerpos a las vacunas.

Respecto del Covid aún se sabe poco sobre si la actividad física puede incidir en el riesgo de contraer la enfermedad pero algunos estudios recientes parecen alentadores.

The International Journal of Obesity indicó que las personas que podían caminar con rapidez, un indicador de aptitud aeróbica, desarrollaron Covid grave en proporciones mucho menores y otro estudio de adultos mayores en Europa indican que la salud muscular general, fue señal de un menor riesgo de internación por Covid.

Caminar-covid.jpg
Hacer ejercicio ayuda a prevenir una enfermedad grave por covid.

Hacer ejercicio ayuda a prevenir una enfermedad grave por covid.

Otro estudio que se publicó en la revista British Journal of Sports Medicine, los investigadores de Kaiser Permanente Southern California, la Universidad de California en San Diego y otras instituciones decidieron comparar la información sobre la frecuencia con la que las personas hacían ejercicio con el hecho de que acabaran hospitalizadas a causa del Covid.

Los investigadores extrajeron los registros anónimos de 48.440 hombres y mujeres adultos que utilizaban el sistema de atención sanitaria de Kaiser, a los que les habían chequeado los hábitos de ejercicio al menos tres veces en los últimos años y en 2020 se les había diagnosticado Covid-19.

Los investigadores agruparon a los hombres y las mujeres según su rutina de ejercicio. El grupo menos activo había hecho ejercicio durante 10 minutos o menos la mayoría de las semanas; el más activo se había ejercitado durante al menos 150 minutos por semana (20 minutos diarios) y el grupo algo activo se ubicaba en un lugar intermedio.

Los investigadores también recopilaron datos sobre los factores de riesgo conocidos para padecer Covid grave

Los resultados fueron sorprendentes. Las personas que casi nunca hacían ejercicio, acabaron hospitalizadas por Covid en una proporción que duplicaba la de las personas del grupo más activo y tuvieron 2,5 veces más probabilidades de morir. Incluso en comparación con las personas del grupo algo activo, fueron hospitalizadas con un 20% más de frecuencia y tuvieron un 30% más de probabilidades de morir.

Los científicos descubrieron que sólo la edad avanzada y los trasplantes de órganos aumentaban la probabilidad de internación y mortalidad por COVID.

"Ser sedentario era el mayor factor de riesgo, a menos que alguien fuera anciano o receptor de órganos", dijo Robert Sallis, especialista en medicina familiar y deportiva del Centro Médico Kaiser Permanente Fontana, que dirigió el nuevo estudio. Y aunque "no se puede hacer nada contra esos otros riesgos, sí se puede hacer ejercicio".

El estudio, al ser observacional, no demuestra que el ejercicio provoque una disminución directa de los riesgos graves de Covid, sino sólo que las personas que hacen ejercicio con frecuencia son también personas con bajo riesgo de enfermedad grave. El estudio tampoco profundizó en si el ejercicio reduce el riesgo de contagiarse el coronavirus en primer lugar.

"Creo que caminar a paso ligero durante media hora cinco veces por semana debería contribuir a protegerlas del Covid grave. Una caminata -o cinco- podría ser especialmente beneficiosa para las personas que están esperando la vacuna. Nunca sugeriría que alguien que hace ejercicio con regularidad considere no vacunarse. Pero hasta que pueda recibir la vacuna, creo que el ejercicio es lo más importante que puede hacer para reducir el riesgo", dice Sallis.