Sociedad Contagio
Pandemia

Coronavirus: cuánto tiempo puede vivir en las distintas superficies

Por UNO

Siendo que se trata de una variante nueva del coronavirus, el COVID-19, causante de la alarmante pandemia actual, es difícil tener certeza sobre cuánto dura con vida este microorganismo sobre una superficie, evidenciando así su potencial para el contagio. Para tener un dato entre tanta incógnita, se puede saber cuánto viven otros coronavirus, como referencia. En superficies de metal, plástico y vidrio, pueden sobrevivir durante cuatro o cinco días, y pueden persistir hasta nueve días, dependiendo de la temperatura y la humedad.

Te puede interesar: Cómo saber si cobro el bono de 10.000 de ANSES

Qué dice la OMS

La página oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice claramente que "no se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente)".

Las superficies más comunes

Algunos estudios recientes de investigadores estadounidenses y publicados en la revista de divulgación científica The New England Journal of Medicin, dicen que el virus puede vivir en superficies de plástico y acero inoxidable por hasta 72 horas, en cartón hasta 24 horas, y en cobre por 4 horas.

Para otro material de uso común y alta exposición como las telas, no se sabe a ciencia cierta cuál es el tiempo que le permite a los virus como el SARS y MERS -ambos de la familia de los coronavirus-. En general, tienden a durar menos tiempo en la tela que en superficies duras como el acero inoxidable, aunque depende del material del producto textil, ya que los hay de hilos sintéticos o naturales.

Para un estudio de 2015 publicado en la revista polaca Medycyna Pracy, informaron que las fibras más suaves, sintéticas, semisintéticas y de seda, mostraron menos contaminación microbiana que las fibras naturales como la lana o el algodón, que son más absorbentes e hidrófilas (absorben más agua).

Es importante como precaución, según algunos expertos, cambiarse de ropa por otra limpia cuando llegamos a casa, por si hemos estado en contacto con personas infectadas.

Un elemento cotidiano y siempre apuntado como vector de contagios es el dinero, especialmente el billete, por ser de papel. Desde la OMS descartan que sea el principal culpable de la transmisión viral, pero recomiendan -como es habitual- el lavado de manos con abundante agua y jabón, posterior a la manipulación del dinero en efectivo.

Medidas de precaución

A los fines prácticos, tratar de eliminar los posibles focos infecciosos, si se cree que una superficie puede estar infectada, hay que higienizarla con un desinfectante común para matar el virus. Hay que lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol (alcohol en gel) o con agua y jabón. Evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz.

Para las telas se recomienda el lavado frecuente, con agua a más de 30°, y usar -de ser posible- lavandina (hipoclorito de sodio) diluido en agua.

Es muy importante tener precaución y saber que la transmisión es mucho más común a través de gotas respiratorias que de superficies.