Diario Uno > Sociedad > Coronavirus en Mendoza

Coronavirus en Mendoza: filas desde la madrugada en el Hospital Español para hacerse un hisopado

Para saber si tienen coronavirus hacen filas desde las 5 de la mañana a la espera un hisopado en las puertas del Hospital Español

Con el aumento de casos de coronavirus en Mendoza también han aumentado la cantidad de personas que tienen que hacerse hisopados para confirmar o descartar el contagio.

Durante el fin de semana se pudieron ver las filas en el Hospital Español, de Godoy Cruz y en la madrugada de este lunes la escena se repite.

Te puede interesar...

De acuerdo a los testimonios que recabó en el lugar Matías Pascualetti para Radio Nihuil, las primeras personas llegaron a las 5 de la mañana para asegurarse un testeo porque corre el trascendido que por falta de insumos sólo harían hisopados a 20 personas. Para ordenar la atención comenzaron a entregar números.

filas hospital Español 2.jpeg

Las personas que llegan hasta ese nosocomio lo hacen por recomendación de un médico, han llamado al servicio médico, han manifestado algún síntoma leve y el profesional les recomienda ir a un hospital para hacerse el hisopado, de acuerdo a la obra social que les corresponda. Como ese establecimiento médico recibe gran cantidad de obras sociales, termina uno de los más demandados por los pacientes para hacerse el testeo.

Algunas de las personas están a la espera de la orden que le redacte un profesional para hacerse el estudio y otros, que ya tienen el pedido, están en la fila esperando para hacerse el estudio.

Este escenario no sólo se vive en las puerta del Hospital Español, sino también en otros hospitales y clínicas. La demora para tener el resultado de los testeos se estira porque la demanda ha crecido drásticamente en los últimos días tras subir el número de contagios diarios.

Testeos privados

Al mismo ritmo que crece la demanda por hacerse testeos en los hospitales por indicación médica, también se agolpa gente en algunos laboratorios de análisis clínicos porque quieren hacerse un test rápido o un hisopado para descartar que estén contagiados. La mayoría de estos casos son personas de entre 20 y 35 años que creen haber estado en alguna situación de riesgo y quieren confirmar si están contagiados o no.

Para estos casos no hace falta llevar una orden del médico. El estudio de este tipo, si se hace en forma particular sale entre $2.500 y hasta $10.000