El Arzobispado de Mendoza comunicó oficialmente el cese de toda celebración religiosa con participación de los fieles. Es decir, no habrá misas presenciales durante el tiempo que dure la emergencia por la expansión del coronavirus. 

 Te puede interesar: El apocalíptico pronóstico de Bill Gates sobre cómo afectará el coronavirus al mundo

En virtud de este anuncio, el comunicado del Arzobispado aclara:

"Las últimas horas nos han revelado, además, la imperiosa necesidad de suspender todas las celebraciones a fin de evitar cualquier forma de propagación del virus; así lo haremosa partir de este próximo viernes 20, y mientras dure esta enorme emergencia sanitaria". "Las últimas horas nos han revelado, además, la imperiosa necesidad de suspender todas las celebraciones a fin de evitar cualquier forma de propagación del virus; así lo haremosa partir de este próximo viernes 20, y mientras dure esta enorme emergencia sanitaria".

Al mismo tiempo agrega que "confiamos que todos puedan comprender el alcance de esta decisión, que busca contribuir delmejor modo al cuidado del bien común".

Te puede interesar: Coronavirus: los detalles de la cuarentena total que analiza Alberto Fernández

Cumplir con los ritos

La decisión del Arzobispado es que los sacerdotes continúen celebrando la Eucaristía sin participación de fieles. En su defecto, le proponen a los creyentes que sigan los rituales dominicales a través de medios de difusión. 

"Procuraremos hacernos presentes través de los distintos medios audiovisuales, en la vida de nuestros fieles y sus familias" destacaron desde la máxima autoridad eclesial de la provincia. "Procuraremos hacernos presentes través de los distintos medios audiovisuales, en la vida de nuestros fieles y sus familias" destacaron desde la máxima autoridad eclesial de la provincia.

Te puede interesar...