Escándalo con los alimentos

CONIN hizo la denuncia por la venta de la leche que entregó a comedores y merenderos

La denuncia fue realizada en la Oficina Fiscal Nº6, de Las Heras. Según informaron hay asociaciones y particulares que la ofrecen por Facebook y ferias persa

Según reportaron desde CONIN, la denuncia fue realizada en la Oficina Fiscal Nº 6, de Las Heras por averiguación de malversación de fondos públicos y apunta a que se descubra quiénes son los que están comercializando un producto que está prohibido para la venta.

Además de la oferta por redes sociales, particularmente por Marketplace de Facebook, la venta también se estaría realizando de manera presencial en ferias y hasta habría asociaciones (comedores o merenderos) cobrando por la entrega de la leche a quienes asisten.

Embed

"Es un delito. Pedimos que quien sepa algo, lo denuncie", dijo a su vez el ministro de Educación, Cultura, Infancias y DGE de Mendoza, Tadeo García Zalazar.

¿Merenderos también venden la leche?

Es una de las sospechas de la Fundación CONIN, de ahí que la denuncia es por averiguación en general, tanto a los particulares que la venden por redes o personalmente como a las asociaciones.

Según les llegó a las autoridades de CONIN, hay asociaciones que les estarían cobrando por la leche los beneficiarios que presentaron anotados en el listado. En esos casos, además de la acusación por malversación, les podría caer una inhabilitación.

La marca del producto enviado por Capital Humano es "Vidalac" y en la caja figura una leyenda que reza que está prohibida su venta y/o comercialización.

"Se ha vendido mucha de la leche que hemos entregado", reconoció Gabriela Carmona, del comedor Los Horneritos de El Borbollón a Canal 7.

Lo mismo descubrieron en el merendero Niños de Dios. "Es una lástima que estamos viendo que la están vendiendo", aseguró Juan, encargado de la asociación. "Nosotros firmamos una declaración jurada que dice que no se puede vender y te indigna porque dejamos muchas cosas de lado apra poder ayudar", dijo.

Lo que piden es que "el que no necesita la leche, que no la venga a buscar porque sí hay muchos niños que la necesitan. No vendan la leche porque van a ser denunciados ante la Justicia".

Son los propios vecinos beneficiarios de esas cajas de leche próximas a vencer los que van descubriendo dónde se vende la mercadería. "Si yo agarro a una vendiendo, la voy a denunciar", dijo una de ellas.

Caso testigo en Marketplace

Rocío Ricci es una de las que se presenta vendiendo leche prohibida en Marketplace. Es de San Rafael y ofrece "leches a $50.000" no solo de las cajas que entregó CONIN sino también de otras marcas.

Según su perfil, trabaja ayudando a gente que más lo necesita a través de un grupo que se llama Repartiendo Sonrisas.

leche conin marketplace.jpg

Mucha leche que se vence pronto

CONIN recibió la cantidad de leche que le envió Capital Humano y la repartió entre unas 130 asociaciones, entre comedores, merenderos y centros CONIN, calculando una cierta cantidad de leche por niño.

Pero queda leche: "Podemos cubrir más porque hay demanda espontánea de personas que vienen a buscar leches", dijo Diego Álvarez, de la Fundación.

A los comedores, como por ejemplo Horneritos, les llegaron 4 cajas de leche en polvo por niño; pero ante el crecimiento de la demanda, que se duplicó (a 1.500), se decidió entregar dos por niño.

El apuro en el reparto es que se vencen el 30 de julio de 2024. Y esa es una de las excusas que están dando quienes decidieron comercializar las cajas por Facebook. "Si no la vendo, se me va a vencer".

Las cajas -cuya venta está prohibida- se están comercializando a $2.500, $2.700 y $3.000 cada una; y hasta a $30.000 por pack de 12.

"Me llegaron un montón de mensajes de personas que habían visto la venta en Facebook", contó Carmona, del comedor Horneritos a Nihuil. "Y más tarde me empezaron a llamar tratándome de ladrona, que ayudamos a gente que no lo necesita y así mensajes, capturas, un montón de cosas. Fue muy feo", sumó también.

"Un par de personas que no piensan en sus hijos te quitan las ganas de hacer algo pero no tienen la culpa las más de 500 familias que realmente la necesitan y mucho", dijo.

Es la primera vez que realizan una entrega masiva de alimentos. Justamente no la hacían antes por temor a que pase lo que sucedió: "Nosotros siempre hacemos el plato de comida, no entregamos mercadería porque se escuchan rumores de que se venden y he visto publicaciones en Marketplace que se vende mercadería del Gobierno. Por eso no apelé a recibir el módulo alimentario. Prefiero hacerle la comida a la gente, saber que el niño lo va a comer y no darles una mercadería que no sé si les llega".