La realización de las jornadas docentes, que se harán al regreso de las vacaciones de invierno, volvieron a tomar protagonismo y generar confusión en las últimas horas. No por la capacitación en sí sino por la extensión que tendrían y cómo eso impactaría en la ansiada presencialidad de los alumnos, este año disminuida -en varios casos al 50%- por el impacto de la pandemia.

Seguir leyendo

Sucede que desde varias escuelas primarias ya informaron en los últimos días a los padres que esas vacaciones de invierno se extenderían una semana más a las dos semanas establecidas en el cronograma escolar. "Según decisión de la DGE se han extendido, para los alumnos, una semana más del receso invernal, comenzando el lunes 12/07 y finalizando el viernes 30/07", indicaban algunos de esos comunicados, en donde dejaban en claro que las jornadas docentes se extendían del 26 al 30 de julio, y que los alumnos retornaban a clases el lunes 2 de agosto.

El fin de adelantar esa información era que los padres tuvieran en claro que la burbuja de su hijo alteraría el ciclo de una semana virtual y una presencial como venía ocurriendo en varias escuelas. Es más, justamente por esas jornadas, hay burbujas que pasarán un mes sin clases presenciales.

Será el caso de esos chicos que esta semana tienen clases virtuales, luego pasarán las dos semanas de las vacaciones propiamente dichas y a ellas se sumará, según esos comunicados de los colegios una semana más de capacitación docente.

Ante la consulta de Diario UNO, desde la Dirección General de Escuelas insistieron este martes en que el titular del área, José Thomas, ya aseguró varias veces "que las jornadas serán dos o tres días" y niegan que puedan extenderse a toda la semana.

Sin embargo, hasta este martes no había resolución al respecto, ni había llegado a los docentes el tradicional memo que les indica cómo proseguir. Por lo tanto, ni docentes ni padres tienen en claro hasta el momento qué ocurrirá durante última semana de julio.