Diario Uno Sociedad confinamiento
Segunda ola

Confinamiento en Mendoza: el 30 de mayo se termina

Durante 9 días, Mendoza se sumará al confinamiento con la posibilidad de circulación hasta las 18, salvo en aquellos comercios que trabajen con el pase y lleve

El ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, aclaró este viernes el alcance del confinamiento estricto en Mendoza dispuesto por el Gobierno nacional por 9 días, el cual comenzará a regir a partir de este sábado y culminará el 30 de mayo inclusive.

Seguir leyendo

Más allá de las precisiones que faltan, Ibañez detalló que las nuevas restricciones apuntan a reducir la circulación ante el crecimiento de los contagios y muertos por Covid-19 y sólo podrán funcionar las actividades esenciales. Pero recalcó que Mendoza volverá el lunes 31 de mayo a la situación actual a diferencia de lo que sugirió el presidente Alberto Fernández para el fin de semana del 5 y 6 de junio para las zonas de alarma y alerta epidemiológica, donde se pretende seguir con el cierre total.

También remarcó que las clases presenciales se suspenden tres días desde el próximo miércoles pero se dictarán de manera virtual en la provincia.

Los comercios no esenciales -como una mueblería o zapatería- podrán funcionar con la modalidad de pase y lleve hasta las 18, siempre que se cuente con esta posibilidad. "Se puede encargar una zapatilla por internet y pasarla a retirar por el negocio", dio como ejemplo el funcionario. Y aclaró que las salidas para realizar compras seguirá según la terminación del DNI.

Pero en ningún caso se podrá ir a sentarse a un bar o restorán, remarcó. Además permanecerán cerrados los centros comerciales y para ello habrá fuertes controles y sanciones para quienes incumplan las nuevas disposiciones.

En el caso de los delivery de forma exclusiva el cierre es a las 23.

La construcción y el servicio doméstico no están encuadrados dentro de las actividades esenciales, apuntó el funcionario, por lo que también quedan suspendidas las obras en el primer caso y su circulación en el segundo.

Las frecuencias en el transporte público se reducirán a las habituales de un domingo.

Los turnos a un médico sino se trata de un caso de urgencia deberán posponerse.