Los utensilios de bambú cada vez son más utilizados en la cocina, pero pocos saben cómo limpiarlos correctamente para que se mantenga en buen estado por más tiempo. Con este truco de limpieza podrás cuidarlos y lograr que estén siempre relucientes.

Para preparar distintas comidas, como para decorar ya que le aportan calidez y buen estilo al espacio, los utensilios de bambú son tendencia en los últimos años. Pero a diferencia de los elementos clásicos de la cocina, los de bambú son más delicados y requieren de cuidados especiales.

Por este motivo, es importante saber que el exceso de humedad, por ejemplo, perjudica este material sostenible generándole manchas oscuras y a veces hasta la formación de hongos en su interior. En este sentido, con este efectivo truco podrás limpiar muy bien los utensilios de bambú.

►TE PUEDE INTERESAR: Mágico truco de limpieza para limpiar las hornallas de la cocina en 30 minutos

truco de limpieza- bambu.jpg
Truco de limpieza: cómo limpiar los utensilios de bambú y dejarlos impecables

Truco de limpieza: cómo limpiar los utensilios de bambú y dejarlos impecables

Truco de limpieza: cómo limpiar los utensilios de bambú y dejarlos impecables

Para limpiar los utensilios de bambú y mantenerlos en buen estado por más tiempo necesitarás:

  • jabón quitamanchas
  • esponja
  • paño absorbente
  • servilletas
  • aceite de oliva

►TE PUEDE INTERESAR: Dile adiós a las manchas del interior de las tazas con este efectivo truco de limpieza

Paso a paso:

Para empezar con la limpieza de los utensilios de bambú, ten en cuenta que si tienen ventosas de plástico es recomendable sacárselas para limpiarlos. Luego retira los restos de alimentos que estén pegados y enjuágalos con agua.

Después coloca jabón quitamanchas en una esponja y forma espuma con tus manos. Lava el elemento de bambú realizando círculos, luego retira el exceso de jabón con agua y escúrrelo por unos minutos.

Pasado dos minutos, seca bien los utensilios con un paño absorbente limpio y para eliminar los rastros de humedad toma una servilleta y oprime fuerte el elemento. Cuando estén completamente secos aplica un poco de aceite de oliva en un paño de franela y esparce en círculos por toda la superficie para que se absorba. Con este ingrediente lucirán brillantes y con un mejor aspecto.