Entre los quehaceres del hogar la limpieza de la mampara de la bañadera es una de las tareas más complejas ya que no siempre es fácil limpiarla y cuesta tener buenos resultados. Pero con este truco de limpieza podrás conseguirlo sin problemas y quedará impecable.

Limpiar la mampara del baño ya no será un problema y lograrás que se conserve mejor en el tiempo sin moho y sarro. Y es que esto último es común que aparezca ya que se encuentra en una zona del baño con mucha humedad y en contacto permanente con el agua.

Por estos motivos, la higiene de la mampara del baño es muy importante. Para no verse afectada la salud de quienes usen el baño y lograr una limpieza eficiente sin hacer mucho esfuerzo prueba con esta técnica.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo eliminar las manchas de moho en la pared sin dañar la pintura

truco de limpieza mampara.jpg
Truco de limpieza: cómo limpiar correctamente la mampara del baño y dejarla impecable

Truco de limpieza: cómo limpiar correctamente la mampara del baño y dejarla impecable

Truco de limpieza: cómo limpiar correctamente la mampara del baño y dejarla impecable

Para dejar impecable la mampara del baño y eliminar las marcas, las manchas, los residuos del agua, shampoo, acondicionador o jabón, prueba con este truco de limpieza.

Necesitarás:

  • esponja vegetal
  • detergente
  • bicarbonato de sodios
  • trapo
  • vinagre de alcohol

►TE PUEDE INTERESAR: Dile adiós al sarro de la pava eléctrica con solo 3 ingredientes y en 20 minutos

Paso a paso:

Toma la esponja vegetal y humedécela con un poco de detergente y agrégale una cucharada de bicarbonato de sodio. Repasa toda la superficie de la mampara con movimientos circulares de arriba hacia abajo.

De esta manera, removerás la suciedad y productos adheridos en el vidrio. Retira el exceso con un trapo bien húmedo y realiza el mismo procedimiento del otro lado de la mampara.

Luego en una botellita con atomizador agrega un poco de vinagre de alcohol y rocía toda la mampara desde arriba hacia abajo. Después con un secador de vidrios quita el vinagre, deslizándolo de arriba hacia abajo. Así conseguirás que no queden marcas.

Para controlar la aparición del sarro en la mampara puedes realizar este último paso con el vinagre diariamente.