Uno de los trucos caseros más solicitados es aquel que te ayudará a blanquear las perillas de luz en simples pasos y de manera muy efectiva. Por eso no dudes en probar este truco de limpieza, ya que podrás recuperar estos elementos del hogar que con el paso del tiempo se van percudiendo.

En este sentido, es común ver que las perillas de luz adquieren tonos amarillentos gracias al uso frecuente que se les da y a que están en permanente contacto con las personas. Esto hace que el color blanco original se vaya perdiendo y que de a poco la llave de luz de plástico se deteriore.

Si bien algunas personas creen que es una tarea imposible, existe un truco casero que te ayudará a blanquear por completo la perilla de luz en simples pasos.

►TE PUEDE INTERESAR: Dile adiós a las cucarachas con estos trucos caseros y no volverás a verlas en tu hogar

trucos caseros perilla luz.jpg
Blanquea y recupera las llaves de luz amarillentas con uno de los mejores trucos caseros.

Blanquea y recupera las llaves de luz amarillentas con uno de los mejores trucos caseros.

Trucos caseros: cómo blanquear las perillas de luz amarillentas en solo dos pasos

Para recuperar y blanquear las llaves de luz amarillentas que tienes en casa, prueba con este truco de limpieza que te dará muy buenos resultados. Para eso necesitarás dos materiales: agua oxigenada y papel film.

►TE PUEDE INTERESAR: Los mejores trucos caseros que expertos recomiendan para limpiar los azulejo del baño

Procedimiento:

Para empezar desarma la llave de luz y cuando tengas las partes separadas sobre una mesa comienza a limpiarlas con un paño limpio y humedecido con un poco de agua o alcohol.

Luego toma el agua oxigenada y con un pincel o tus dedos, empieza a aplicar la crema de agua oxigenada sobre toda la superficie de las teclas y el borde de plástico. En caso que lo hagas con las manos es recomendable usar guantes para protegerte.

Cuando esté todo bien aplicado, cubre con papel film cada una de las partes. Envuelve bien de manera que nos entre aire y deja reposar por 24 o 48 horas, mientras más tiempo mejor así el producto actúa efectivamente.

Por último, pasado el tiempo, retira el papel film, enjuaga bien todo, sécalo bien y verás que la perilla de luz volvió a tener su color blanco original. Vuelva a colocar la llave de luz en su lugar y listo.