Trucos caseros del hogar

Cómo arreglar el cierre roto o trabado de la ropa con estos trucos

Entre los trucos del hogar existen aquellos que te ayudarán a reparar el cierre roto de las camperas, pantalones o mochilas

A veces ocurren algunos pequeños accidentes con la ropa que usamos y el ejemplo más claro es cuando el cierre de distintas prendas se rompe o se traba sin poderlo subir o bajar. Pero no todo está perdido, ya que con estos trucos del hogar podrás arreglarlo sin necesidad de tener que cambiarlo.

Muchas de las camperas, vestidos y pantalones que se usan cotidianamente tienen cierres y si bien son muy prácticos es verdad que cada tanto pueden haber algunos inconvenientes con ellos. Algunas de las razones que provoca que el cierre se rompa o se trabe tienen que ver con la calidad del mismo, un mal movimiento o que esté demasiado suelto.

Sin embargo, cuando el cierre o cremallera de la ropa e de algunos accesorios como las mochilas se rompe no todo está perdido. En este sentido, existen algunas soluciones que te permitirán reparar el cierre y seguir usándolo sin tener que reemplazarlo por uno nuevo. Según el tipo de problema que tenga será el truco casero que podrás utilizar.

►TE PUEDE INTERESAR: Dile adiós a los rayones del piso de madera y devuélvele el brillo con estos trucos caseros

trucos hogar cierre.jpg
Entre los trucos del hogar existen aquellos que te ayudarán a reparar el cierre roto de las camperas, pantalones o mochilas.

Entre los trucos del hogar existen aquellos que te ayudarán a reparar el cierre roto de las camperas, pantalones o mochilas.

Trucos del hogar: cómo arreglar el cierre roto o trabado de la ropa con estos trucos

  • Cierre que se abre: suele pasar que al subir el cierre de la prenda el mismo se vuelva a abrir. Esto significa que los dientes del cierre tienen un mal agarre, por lo que para repararlo desliza el carro del cierre hasta el final de la prenda o mochila. Luego con unas pinzas o alicate oprime hasta que el deslizador se ajuste. Si ves que es necesario aprieta también el carro un poco más fuerte y listo.
  • Cierre trabado: esto sucede cuando el carro mordió parte de la tela de la prenda o cuando necesita una lubricación. En el primer caso tira suavemente la tela mientras haces fuerza hacia abajo con el carro. Cuando el cierre esté libre ajústalo con unas pinzas. En el segundo caso, si el cierre está completamente atascado y no se puede mover frota una vela a lo largo del cierre para que el carro se deslice mejor, también puedes aplicar un poco de vaselina.
  • Cierre salido: agarra con una pinza o alicate el carro mientras abres un poco el lateral con un destornillador de cabeza de plana. La abertura debe hacerse un poco y solo hasta que el cierre vuelva a caber dentro del carro. Luego has una presión para ajustar el carro a los dientes.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo eliminar los gorgojos del arroz y otros alimentos con estos trucos caseros

Temas relacionados: