La obra de restauración del tramo inferior del Zanjón de los Ciruelos comenzó esta semana con un presupuesto de casi $13 millones y que se proyecta esté terminada en dos meses. Los trabajos se extenderán entre las calles San Martín y Moyano de Las Heras y consiste principalmente en la reconstrucción de las losas dañadas o destruidas de manera de reponer el revestimiento, para evitar daños mayores ante una nueva creciente.

Te puede interesar...

Además, se informó que en una primera etapa se hará la demolición y el retiro de escombros de las losas dañadas, la preparación de la superficie, así como la limpieza de la zona donde se armarán los encofrados y la colocación de armaduras para su posterior llenado con hormigón elaborado. Se efectuarán los rellenos con material apto por detrás de las estructuras reparadas, para devolver la competencia perdida del suelo de apoyo de los caminos vehiculares circundantes.

Al mismo tiempo, se realizarán adecuaciones de las estructuras de vuelco en los encuentros de calles y acequias a fin de mejorar el drenaje de las zonas donde se han observado anegamientos como consecuencia de las tormentas.

El Zanjón de los Ciruelos es un cauce natural rectificado y revestido por el que drena la cuenca Papagayos, de 59 kilómetros cuadrados de superficie; la cuenca Divisadero Largo, de 5,6 kilómetros cuadrados, y el colector Barrio Infanta, por el que drena una cuenca urbana de 5 kilómetros cuadrados. A esto se suma lo que colecta en su recorrido entre la avenida Boulogne Sur Mer y el canal Cacique Guaymallén.

De las cuencas mencionadas, solo Papagayos está regulada por la presa homónima. Las restantes aportan sus escurrimientos sin regulación.