Después de confirmarse dos casos de coronavirus en un populoso barrio de Palmira, debió cerrarse un merendero comunitario que atendía las necesidades alimentarias de más de 80 personas, la mayoría niños. Antes de cerrarlo, el movimiento social que atendía el lugar, les entregó mercadería para un mes y desinfectó la zona.

Te puede interesar: El drama de una familia de Mendoza con 7 internados por coronavirus

La decisión del cierre, debido a que allí acuden muchos niños y adultos mayores en potencial riesgo, se tomó este sábado, después de que se confirmaran dos casos positivos de covid -19 en el barrio Aguaribay, de Palmira.

El Movimiento Popular La Dignidad, que sostiene una veintena de merenderos y comedores en barrios necesitados de la zona Este, tomó esta decisión para evitar cualquier riesgo de propagación del virus en la barriada, al menos cuando se atiende a las más de 80 personas que concurrían diariamente a recibir una fuerte merienda que cubriera al menos una parte de sus necesidades alimentarias.

Pero antes de dar por cerrado el lugar, el grupo decidió entregarle a cada una de las familias mercadería suficiente para un mes. Para esto el mismo grupo se encargó de desinfectar la barriada.

Te puede interesar...