Diario Uno Sociedad Aconcagua
Crisis hídrica

Más calor y menos nieve: los últimos 10 inviernos fueron los más secos desde 1909

Los pronósticos para los próximos diez años en la zona central de Los Andes establecían que la temperatura iría en aumento y que las precipitaciones iban a escasear. La actualidad marca que esta situación ya no es una predicción sino que se trata de una realidad palpable.

Te puede interesar ANSES | AUH y Tarjeta Alimentaria: cómo conseguirla, a quiénes les corresponde y cómo funciona

Es que, según especialistas del Ianiglia, los últimos 10 inviernos han sido los más secos desde 1909, año en el que se comenzó a realizar este tipo de predicciones. Esto trae múltiples complicaciones, la principal nos lleva directamente a la crisis hídrica que se vive en Mendoza.

La  conjunción de ambos factores no sólo tiene consecuencias a corto plazo sino que, el problema mayor, es cómo está afectando a los glaciares, grandes reservas de agua dulce. Así lo explica el investigador del Instituto de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales, dependiente del Conicet, Mariano Masiokas: "Estos últimos diez años han sido muy perjudiciales para los glaciares. Al haber menos nieve, acumulan poco hielo en el invierno y, al hacer más calor, derriten más en verano".

Esto, según el experto, ha provocado que estas masas de hielo hayan sufrido una retracción a tasas muy altas en los últimos años. La información que manejan desde el instituto del Conicet es que en la cuenca del río Mendoza la merma, en promedio, es de 30 centímetros. "Empezamos a medir en el año 2000 y, en 20 años, el adelgazamiento es de casi seis metros", comentó Masiokas.

Esto es reflejado en un estudio reciente donde participaron miembros del Ianiglia en el cual se precisó que más de la mitad de estas pérdidas se dieron a partir del 2009, "probablemente en respuesta a la disminución en la acumulación de nieve registrada en esta región en los últimos 10 años".

 Embed      

En Argentina, los glaciares ocupan una superficie de 8.484 km2 y están localizados en 12 provincia. Mendoza es la segunda provincia -la primera en San Juan- que mayor número de glaciares con 4.172. Estas masas ocupan una superficie provincial de 1.239 km2.

Son Santa Cruz y Tierra del Fuego las que poseen mayor superficie cubierta con 3.421 km2 y  2.736 km2, respectivamente. Estos datos corresponden al Atlas de Glaciares de Argentina elaborado por la Secretaría de Ambiente de la Nación en 2019.

Mendoza se encuentra en la región de Los Andes centrales que se extiende desde la cuenca del río San Juan hasta el río Colorado al norte de Neuquén. Allí se pueden encontrar glaciares en los parques provinciales Cerro Aconcagua, Cordón del Plata y volcán Tupungato, en el Refugio de Vida Silvestre Los Morrillos (San Juan), en el parque provincial Portillo de Piuquenes y en la Reserva Natural Laguna del Diamante.

En el Aconcagua ya se ven las consecuencias

Antes de que iniciara la temporada en el Parque Aconcagua, desde la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial se advirtió a los andinistas sobre la poca cantidad de nieve que se había acumulado en Plaza de Mulas debido a que en ningún momento superó los 4 centímetros, reportaron desde el Ejecutivo.

Esto implicó que los visitantes del parque debían tener en cuenta la provisión de agua ya que descongelar nieve para hidratarse ya no sería una opción.  

"La escasez de precipitaciones corre para todos y el Aconcagua no es la excepción", aseguró el periodista y andinista Nicolás García. Según explicó, el conflicto se nota aún más a partir de los 4.500 metros de altura donde no ya no hay agua líquida y es necesario descongelar agua para el consumo.

"Lo que está pasando en la ruta normal es que como no hay de dónde sacar nieve o la que hay está sucia y se debe portear agua. Es decir, trasladando agua de los campamentos base a altura", comentó.

Es el propio paisaje el que ya muestra esta problemática: "Donde era todo blanco, ahora es todo marrón. Se te estruja el alma". 

Temas relacionados: