El vino tinto es parte de nuestra cultura, pero además también tiene varios beneficios para la salud. Aunque siempre se debe beber con moderación.

El vino tinto ha sido parte de los eventos sociales, religiosos y culturales durante cientos de años. Los monasterios medievales creyeron que sus monjes vivían más tiempo, en parte, por tomar regularmente vino tinto.

vino1.jpg
Beneficios de tomar vino.

Beneficios de tomar vino.

Los investigadores han estudiado ampliamente el vino, especialmente el vino tinto, por sus posibles beneficios médicos.

►TE PUEDE INTERESAR: Beneficios de comer berenjena, la gran aliada del hígado

Tomar vino tinto en moderación tiene relación positiva con:

  • Enfermedad cardiovascular
  • Aterosclerosis
  • Hipertensión
  • Ciertos tipos de cáncer
  • Diabetes tipo 2
  • Trastornos neurológicos
  • Síndrome metabólico

Reduce la formación de coágulos sanguíneos. Ayuda a prevenir el daño arterial causado por los altos niveles de colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL, o el colesterol "malo"). Puede mejorar la función de la capa de células que recubren los vasos sanguíneos.

El vino tinto puede obtener sus beneficios médicos de sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios y reguladores de lípidos.

vino2.jpg
Beneficios de tomar vino.

Beneficios de tomar vino.

El vino tinto, hecho de uvas oscuras exprimidas, es una fuente de resveratrol relativamente rica, un antioxidante natural en la cáscara de las uvas.

El vino, un aliado del corazón

Los antioxidantes reducen el estrés oxidativo del cuerpo. El estrés oxidativo tiene clara relación con muchas enfermedades, incluyendo el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Muchos estudios a través de los años han demostrado una relación positiva entre beber vino tinto moderadamente y una buena salud cardíaca.

►TE PUEDE INTERESAR: Beneficios de tomar mate

Tomar vino tinto está relacionado con un riesgo más bajo de la enfermedad cardíaca coronaria.

vino3.jpg
Beneficios de tomar vino.

Beneficios de tomar vino.

El último beneficio del que hablaremos se relaciona con la salud intestinal, puesto que el vino tinto es una bebida que también presenta efectos positivos para la mejora de la digestión por sus polifenoles.

Se puede emplear el vino tinto como prebiótico, puesto que ayuda a mantener una flora bacteriana e intestinal saludable, así como favorece la absorción adecuada de los nutrientes de los alimentos que se consumen.

Beber vino con moderación

El vino tiene muchos beneficios para la salud, pero por ser una bebida con graduación alcohólica, está prohibido para menores de 18 años.

Tampoco lo pueden consumir las embarazadas o cualquier persona que su médico de cabecera no se lo prescriba o autorice.

Cabe destacar que los efectos de esta bebida se obtienen con su consumo regular pero siempre responsable. Su consumo debe ser moderado y no en exceso.