La mendocina Beatriz Bragoni ascendió en la Academia Nacional de la Historia y esta semana fue reconocida como Académica de Número de la institución creada por Bartolomé Mitre.

El caso de la autora de la obra San Martín, Una biografía política del Libertador (editorial Edhasa) es similar al del abogado y docente especialista en Derecho Constitucional y Administrativo, Carlos Egües.

Bragoni es Doctora en Historia por la UBA; también es Docente e Investigadora de la UNCuyo y el Conicet. A partir del nombramiento, pasó a desempeñar funciones como vicepresidenta segunda de la Academia Nacional de la Historia.

BRAGONI.jpeg

Te puede interesar: La historiadora mendocina Adriana Micale ingresa a la Academia Nacional de la Historia

Beatriz Bragoni, referente institucional

Bragoni ya había ingresado a la Academia Nacional de la Historia como Académica Correspondiente por Mendoza. Este nuevo reconocimiento potencia su trabajo institucional.

- Es más importante que el reconocimiento anterior por las características y la composición de la Academia -asegura.

- ¿Cómo se produjo?

- Esta incorporación se había decidido antes de la pandemia y coincidió con los cambios en la mesa directiva que se realiza en base a la elección a cargo de los demás Académicos de Número. Ahora cumplo funciones de vicepresidenta segunda acompañando al presidente de la institución, Natalio Botana.

- Cuéntenos acerca de algunas actividades en desarrollo...

- Estamos continuando proyectos y colaborando con actividades académicas. En agosto se desarrollarán unas jornadas que tienen como objeto poner en discusión la vida política de las provincias argentinas entre 1820 y 1831. Es un motivo importante porque tanto la historia política como la constitucional, la económica y la cultural han renovado muchos de los temas de ese período crucial.

- ¿Por qué es considerado crucial?

- Por la formación de las provincias como estados soberanos, o soberanías independientes -como se las llamaba en esa época- que dejaron de tener un centro político común y comenzaron a ensayar experimentos institucionales regidos por el formato republicano pero sin un gobierno general. Hubo un gobierno general efímero en ese período, que fue la famosa presidencia de (Bernardino) Rivadavia, que no fue constitucional en los términos en los que fueron las demás presidencias.

"También hubo un fallido intento de ensayo constitucional que tuvo que ver con los antecedentes de la Constitución de 1853: la Constitución de 1826, que diseñó un regimen político unitario finalmente rechazado por las provincias"

"Fue un periodo muy rico porque antecedió al protagonismo que después tuvieron (Juan Manuel de) Rosas y la Confederación Rosista en el esquema de las provincias"

"Las provincias no eran iguales entre sí pero compartían un proyecto común de edificar una autoridad nacional que fracasó por razones políticas, económicas y culturales y de conflictividad"

- Hay más actividades previstas por la Academia...

- Sí. En 2023 el punto de atención serán los años `20 del siglo XX. Y acompañando estas actividades, avanzamos con la prestación de servicios fundamentales para la investigación histórica, como el trabajo de la biblioteca y el proceso de digitalización de archivos para preservar la documentación y hacerla disponible de modo online.

Te puede interesar: Guillermo Martínez: "No podemos dejar que la literatura se convierta en una fábula de buenas intenciones"