Lentamente están arrancando los viajes en micros de larga distancia que unen distintas provincias del país. El viernes salió el primer micro desde la Terminal de Ómnibus de Mendoza, y este lunes llegó el primer micro proveniente de San Juan.

Si bien el Gobierno nacional habilitó el transporte terrestre de larga distancia desde hace dos semanas al mismo tiempo que quedaron habilitados los vuelos de cabotaje, a las empresas les ha costado ponerse a tono para poder comenzar a brindar sus frecuencia. El hecho de que las únicas personas habilitadas para viajar sean los trabajadores esenciales o las personas que viajen por una cuestión relacionada con la salud y esté debidamente justificada, hace que la demanda sea muy baja.

Te puede interesar...

En el primer micro de larga distancia que salió el viernes a las 21.30 desde la Terminal a Jujuy con paradas en San Juan y Tucumán, viajaban tan solo dos personas.

Por el contrario, el primer micro que llegó a Mendoza este lunes desde San Juan venía con 31 pasajeros.

Primer micro que llega de San Juan 1.jpg

El titular Alejandro Mutis, CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Transporte) explicó a Radio Nihuil cuáles son los controles que se han implementado para la llegada de pasajeros.

Se les controla la temperatura a cada pasajero que llega y que parte de la terminal, y se les pide la acreditación de que son trabajadores de algunos de los rubros considerados esenciales. También se les pide la declaración jurada.

https://twitter.com/mutisale/status/1322488088044724225

Destinos a conectar

Mutis admitió que aún el ritmo de frecuencias y destinos es muy bajo porque a las empresas les ha costado tomar ritmo luego de siete meses de parate total. Las empresas tienen que tener una demanda mínima de pasajes para poder sacar los coches, de lo contrario no cubren ni los costos. En esos casos reprograman los viajes y reubican a los pasajeros en otros micros, explicó el funcionario.

Hasta ahora las empresas no han comunicado una grilla de viajes pre establecida y la terminal está muy lejos de tener la cantidad de frecuencias y destinos conectados que tenía en relación a las épocas anteriores a la pandemia.

Con el correr de las semanas las empresas comenzarán a definir con más precisión frecuencias y destinos.