Diario Uno > Sociedad > Asociación civil

Amigos crearon una asociación civil y una huerta como herramienta de transformación

La asociación civil se llama Mundo Rincón y generaron un amplio proyecto para contener necesidades de distintos sectores. Ya crearon una huerta comunitaria y tienen un programa de radio

Algunos, que deben ser la mayoría, se juntan en los bares y las esquinas ha repasar las penurias de la Humanidad, encontrar culpables (que nunca son ellos) y asegurar que tienen las soluciones a todo. Después seguirán con sus vidas, hasta que se vuelvan a cruzar y repitan más o menos la misma charla. Pero hay otros, que parecen ser la minoría a juzgar por la suerte que corre este mundo, que sienten las mismas angustias e inquietudes que los primeros pero, en vez volver a sus casas después de haber descargado la angustia, resuelven hacer algo. En Rivadavia hay algunos de estos. Con inquietud de aportar algo para que esta sea una vida más justa para todos, crearon una asociación civil que, a poco andar, ya tiene una huerta comunitaria como primera herramienta de transformación y un programa de radio para potenciar la difusión y generar conciencia.

La asociación civil Mundo Rincón puede definirse como un grupo dedicado a trabajar en medio ambiente, cultura y educación, vinculando todo esto y siempre teniendo como foco al individuo, al ser humano y sus necesidades.

Te puede interesar...

Los que generaron la primera idea y dieron los primeros pasos fueron Fabricio Márquez, Pablo de Bartolo, Ana Márquez y Juan Azzolino. Hoy ya son muchos más, entre amigos y los vecinos donde está instalada la huerta comunitaria, en Santa María de Oro. Y sigue sumándose más gente, día a día.

Fabricio Márquez, escritor y docente, cuenta que "fue hacia fines del año pasado cuando surgió la idea. Estuvimos charlando sobre la necesidad de tener una herramienta propia con la que movernos. Todos hemos trabajado, tanto en la provincia como en los departamentos, en cultura y Ana y Juan, que son licenciados en Psicología en el área de investigación en la Universidad de Congreso. Teníamos la necesidad de una herramienta propia que nos sirviera para hacer otro tipo de actividades, abarcar otro tipo de cosas, más allá de lo laboral. Entonces surgió la idea de hacer una asociación civil".

Los cuatro, después de analizar varias opciones y perfilar una idea, viajaron a San Luis. "Fuimos a conocer una asociación que es de La Plata pero que tiene una sede allí. Se llama Pantalón Cortito y trabaja mucho el tema social, niñez y adolescencia, con prevención de adicciones".

A Mundo Rincón sus fundadores la definen como "una asociación que trabaja en medio ambiente, cultura y educación, porque esas son las aguas por donde queremos navegar", dice el escritor, que hizo una muy buena definición del proyecto en su facebook.

Embed
https://www.facebook.com/fabricioalejandro.marquezgarcia/posts/3419592611455100

Fabricio cuenta que el siguiente paso fue "convocar a gente de nuestro alrededor que les gustara la idea y que quisieran colaborar de alguna forma, sumarse, desde ser parte de una comisión hasta trabajar de distintas maneras". Y la convocatoria dio resultado, porque el grupo fue y sigue creciendo rápidamente.

"Teníamos proyectos que la pandemia nos complicó y ahí surgió el proyecto de la huerta, mientras fuimos haciendo los trámites de la asociación civil", dice.

También surgió después un programa de radio "para hablar de medio ambiente y afianzar la idea y también hablar de otros temas que nos interesan" y que se puede escuchar bajando esta aplicación.

mundo rincón 1.jpg

Pablo de Bartolo, ligado al mundo cultural de Mendoza desde hace años, es el responsable del proyecto de la huerta comunitaria en Mundo Rincón.

Cuenta que "estamos ejecutando la huerta en un terreno ubicado en Almirante Brown al 2.180, de Santa María de Oro, en Rivadavia. Tiene 1.500 metros cuadrados. Está en los fondos de una casa, que será nuestra sede y está cedida por la familia Terraza, que es parte asociación".

Pablo dice que ya el terreno está preparándose para el cultivo y que "estamos gestionando los materiales para hacer el cierre. Una empresa donó los palos y algo de alambre y estamos en tratativas para conseguir el resto, desde el sector privado".

En la huerta trabajan "alrededor de 12 y 15 familias, pero se van sumando más todo el tiempo. La mayoría son vecinos de la Línea y de Santa Maria, una zona bastante marginada, y trabajamos bajo el concepto de soberanía alimentaria".

Para apuntalar esto ya se han generado varios proyectos. Uno es con el INTA , que ya está aprobado, "para tener asesoramiento técnico insumos, semillas y abonos orgánicos".

Además hay otros dos proyectos aprobados en un programa nacional que se llama Cuidadores de la casa común, "que apunta a la generación de trabajo digno para jóvenes con problemáticas psicosociales y que son proyectos que tienen relación con el medio ambiente". Aquí se han conseguido insumos y herramientas para la huerta y el montaje de un vivero para la producción de plantas nativas para la forestación del departamento de Rivadavia.

En la organización cada integrante aporta trabajo y todos tienen voz y voto. "Somos un proyecto muy horizontal y que se va generando desde el trabajo", dice de Bartolo.

mundo rincón 2.jpg

Juan Azzolino y Ana Márquez son licenciados en Psicología, docentes en la Universidad de Congreso, y trabajan en investigación y extensión universitaria, "que es una forma de que la Universidad salga del claustro, poder trabajar con las comunidades y hacer una devolución, un aporte", dice Juan.

Son pareja y parte del grupo fundador de la asociación. "Desde la psicología entendemos que la salud mental tiene que ver con la calidad de vida de las personas", explica el profesional. "Nuestro trabajo debe ser integral, con las comunidades, no solo en el consultorio cuando ya se ha declarado un estado patológico. Trabajamos antes, desde la prevención y desde la potenciación de aspectos positivos del ser humano. Esa es nuestra idea", define.

En la asociación cumplen un rol fundamental. "Yo soy docente de la cátedra Psicología y medio ambiente. Trabajamos la interacción recíproca entre el ser humano y el ambiente. Además tengo una maestría en Gestión Ambiental. Desde allí, en la asociación trabajamos con el lado de la conciencia ambiental, las conductas pro ecológicas y cómo ese contacto con el medio ambiente va generando ese estado de bienestar, de restauración psicológica".

Desde ahí, se trabaja con la comunidad, "en sus necesidades y dificultades por las que atraviesa y, juntos, buscamos la solución de sus problemas y su empoderamiento para que vayan ganando herramientas para poder ser gestores de esas soluciones".

Además el psicólogo cuenta que "hemos convocado a una serie de estudiantes para que hagan prácticas ahí, no solo trabajando huerta sino en las problemáticas de esa comunidad" y cuenta que ya se están organizando talleres, como el de orientación vocacional gratuita para los jóvenes,

Sostiene que "en el programa de radio damos a conocer aspectos científicos que van surgiendo de la Universidad" y acota que "nuestra idea es sociabilizar la información, bajar los estudios a un lenguaje que la gente lo conozca y que les permita construir desde la casa".

Como ejemplo, una de las investigaciones realizadas indicó que "un gran porcentaje de personas tiene altos niveles de conciencia ambiental. Sobre una muestra de 200 personas, el 80 % presentaba niveles altos, sin embargo, cuando se las conductas ambientales que seguían en sus casas, los niveles bajaban muchisimo. Esto indica que hay un gran nivel conciencia, pero no sabemos qué hacer".

Así crece esta asociación, surgida de la inquietud de gente común por tratar de aportar a un mejoramiento general de este mundo, de esta humanidad. Habrá que seguirles los pasos.

Contactos:

Programa de radio: sábados, de 17 a 19, por RedSoñarte 104.1.

Página de Facebook: https://www.facebook.com/Mundo-Rinc%C3%B3n-101093985102963/

En Instagram: https://www.instagram.com/mundo._rincon?r=n