El presidente Alberto Fernández busca que los gobernadores avancen con el endurecimiento de medidas restrictivas ante el crecimiento de contagios en la segunda ola de coronavirus que vive el país. El martes se registraron 27.001 casos y se convirtió en el número más alto de positivos de lo que va de la pandemia.

Te puede interesar...

En una reunión realizada el martes, en la que el presidente participó de manera virtual por su cuadro de coronavirus, analizaron la posibilidad de endurecer las medidas que están vigentes desde el viernes pasado en el último DNU emitido por Alberto Fernández, ya que asumen que la cantidad de contagios será cada vez mayor.

En el último decreto, los gobernadores e intendentes fueron habilitados para tomar medidas adicionales a las dispuestas de acuerdo a la situación epidemiológica de cada lugar, pero ante la poca respuesta, desde Nación indicaron que “no están haciendo nada para evitar la segunda ola porque no quieren pagar el costo político”.

Debido a toda esta compleja situación, el presidente conversará con cada uno de los gobernadores y posiblemente haya una reunión virtual con todos juntos para que asuman aumentar las restricciones en los grandes centros urbanos donde hay más contagios.

De todas formas, en estas posibles medidas restrictivas que se sumen, no está contemplado el cierre de colegios, de empresas, de fábricas ni de comercios, para no afectar aún más la crisis que viven esos sectores.

Para el Gobierno Nacional el foco de contagios se da en el transporte público, donde faltan controles para garantizar que solo sea utilizado por personal esencial.

Por su parte, el ministro del Interior, Wado de Pedro, exigió a la oposición responsabilidad ante la situación crítica de contagios y advirtió que de no frenarse la segunda ola puede generarse una cepa “Buenos Aires”.