Diario Uno > Sociedad > Carnes

Alarma: bajó el consumo de carnes, lácteos y vegetales

Un estudio de la Universidad Siglo 21 de Córdoba reveló un dato preocupante: los argentinos han bajado el consumo de carnes, lácteos y verduras

Los argentinos han reducido el consumo de carnes, lácteos y vegetales y esto ha generado un alerta porque esta tendencia conduce a un desequilibrio en la alimentación de la población. La preocupación surgió a partir de un estudio realizado por la Universidad Siglo 21, de Córdoba, difundido esta semana. Natalica Cervilla, director de la Licenciatura en Nutrición de esa casa de estudios hablo sobre el tema en Radio Nihuil.

Contó la profesional que "con los datos relevados se buscó saber cuál es el impacto de la pandemia en la alimentación. Y en realidad los resultados concuerdan con las tendencias que ya se venían observando de que se ha reducido el consumo de carne y es bajo el de productos que debieran formar parte de la alimentación diaria".

Te puede interesar...

La profesional detalló que en una encuesta entre 650 personas de distintas provincias entre las que estuvo incluida Mendoza, surgió que sólo 4 de cada 10 argentinos consume diariamente verduras al menos 3 porciones por día. Es un número bajo".

Embed

¿Cómo comemos los argentinos? Un nuevo estudio del Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales reveló que hay...

Publicado por Universidad Siglo 21 en Martes, 19 de enero de 2021

Cervilla explicó que esta tendencia se acentuó durante la pandemia y que "una de las razones fundamentales, por lo menos en el caso de la carne, es el precio. Se buscan alimentos que sean más baratos y más llenadores como panificados, fideos o pastelería, que tienen altos contenidos de energía e hidratos de carbono pero también de grasas y azúcares".

Hay otros factores además del precio como la elección personal en el caso de los vegetarianos y los veganos Hay otros factores además del precio como la elección personal en el caso de los vegetarianos y los veganos

Lo cierto es que el estudio ha creado una alarma por el desequilibrio de alimentación que se nota en la población. "No participan de la alimentación diaria todos los grupos necesarios, como verduras y frutas, cereales, aceites, carnes, huevos y lácteos. El factor precios influye pero también los gustos. Hay gente a la que le gusta la variedad y la verdad es que comer mucha lechuga y tomate no significa comer verdura. Hay que buscar variedades, también en el caso de las carnes", cerró Cervilla.