Diario Uno > Sociedad > terapias intensivas

Al límite: relato de los que resisten el Covid en terapias intensivas de Mendoza

Seis de cada 10 mendocinos que ingresan a las terapias intensivas por Covid mueren en esas camas. La pelea diaria por la vida, según los protagonistas

“Tenemos 21 camas de terapia intensiva: todas están ocupadas. Todas”, remarcan desde el hospital Lagomaggiore.

“¿Disponibles? Ninguna”, responden en el Central.

Seis de cada 10 mendocinos que entran a las terapias intensivas por Covid-19 salen muertos. Casi el 95% de las camas críticas están ocupadas a pesar del trabajo del Gobierno de Mendoza por ampliar el sistema, que incrementó las vacantes en el 80%, según cifras oficiales.

El informe semanal de la cartera sanitaria de este viernes detalló que la ocupación de camas en el Gran Mendoza llegó al 94,12%. El mismo día, la Asociación de Clínicas Privadas de la provincia informó que ese porcentaje superaba el 98% en el área metropolitana.

Números que se entienden mejor cuando son historias con nombre y apellido y son contadas por quienes todos los días pelean por una vida más en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de Mendoza. Contra la muerte.

Lagomaggiore

“Tenemos 21 camas y las tenemos ocupadas a todas. Todas. Mayo ha sido así. Puedo asegurar que hoy estamos trabajando al 100 % en estas terapias intensivas Covid-19. Sin dudas estamos frente el peor momento, pero la gente en este país, evidentemente, no quiere entender la gravedad de lo que pasa. Si no, mirá el programa de Tinelli el otro día. Es una locura”, afirmó a Diario UNO el médico Raúl Castillo, quien trabaja en admisión hospitalaria.

Agregó que en ocasiones hay pacientes que tienen que esperar, aunque su situación sea crítica: “Hay déficit porque hay gente que requiere camas y no las tenemos. Tenemos que tratar de mantenerlos de la mejor manera posible mientras aparece un lugar para ellos”.

Central

“Estamos al 100%. La gente no se da una idea de lo que es este incendio. No es una segunda ola, es un tsunami”, afirmó un médico del área UTI del hospital. “Tenemos tres boxes en la guardia que también están al tope de capacidad en todo momento. Además, cualquier porcentaje de ahora es peor que el de antes, porque implica más camas y mayor necesidad de personal”.

“¿Disponible? Ninguna”, dicen desde el área de Comunicación del hospital. “Hoy tenemos 55 camas de UTI Covid. Si miramos ahora mismo, sólo 2 figuran vacías, pero también hay gente esperando. Apenas estén listos, suben a internarse de gravedad”.

La última ampliación se hizo este martes y también cuenta con un área nueva donde se inauguraron 13 camas: una parte es para pacientes de la enfermedad y otra para quienes ya la cursaron y están negativizados, pero todavía necesitan cuidados intensivos, casi siempre con neumonías bilaterales.

Perrupato

“¿Camas de UTI? Ninguna. Cien por cien estamos. Hay doce en terapia intensiva y las doce están ocupadas. Viene así desde hace por lo menos cuarenta días. Ocho camas son sólo Covid y, las demás, para distintas patologías o postoperatorios, pero puede haber casos de coronavirus en ellas porque están bien separadas. En un momento no había gente con la enfermedad ahí, pero con el aumento de casos, se hace necesario”, afirmó una alta fuente desde el hospital cabecera de San Martín.

La fuente aseguró que incluso en el peor momento de la primera ola no se vio tanta llegada diaria de pacientes graves y que, además, no sólo reciben personas del departamento o de otras comunas del este, sino que también llegan desde Lavalle. Entre otras cosas, gracias al sistema Faro, que monitorea desde el Ministerio de Salud los lugares cercanos disponibles.

Schestakow

“Hay 25 destinadas a cuidado intensivo y, en este momento, sólo 4 están disponibles”, afirmó a Diario UNO el doctor Abel Freindemberg, coordinador de la Región Sur de la cartera sanitaria, respecto al establecimiento más importante de San Rafael.

“En camas comunes Covid tenemos 150 y hay 18 disponibles. Aclaro: esto, según el último reporte. Se hacen tres diarios. Pero eso va variando. A veces son datos de las 8 de mañana y al mediodía la situación ya es distinta, completó.

“En todo el sur seguimos con muchos casos y demasiadas muertes. Hoy Malargüe es el que más se complicó y ha mejorado la razón (cociente entre la totalidad de casos de los últimos 14 días y los 14 previos) en Alvear y San Rafael”.

Enfermeros Argentinos

La ocupación osciló entre el 60% y el 80% esta semana. “Hay 22 camas de terapia Covid y, en este momento, tenemos 14 ocupadas”, continuó Freindemberg, a cargo de monitorear los tres departamentos del sur.

“Además, en espacios de coronavirus no grave, hay 92 camas y tenemos 70 en uso”, dijo confirmando un 76% de demanda. “Alvear no sale de la meseta alta que dispararon las variantes que entraron, pero al menos su razón de casos hoy lo ubica como color amarillo del semáforo epidemiológico de Nación”, cerró.

Para este artículo se consultó en instituciones que reúnen 135 camas de terapia intensiva para patologías derivadas del coronavirus. Las respuestas arrojaron que había 121 tomadas y 14 disponibles, de las cuales 12 pertenecían a departamentos del Sur.

Un censo de los vivos

Según el ministerio de salud, en el Gran Mendoza la ocupación trepó cerca del 96%. Por su parte, las mediciones de la Sociedad Argentina de Terapias Intensivas (SATI), que la semana pasada contradecían a los números oficiales marcando que Mendoza estaba al 100%, bajaron a 96,46%. Es decir, se acercaron.

Ambos calculan la cantidad de camas con la misma fórmula internacional: dividen pacientes UTI de todo el día por la cantidad de espacios individuales y lo multiplican por 100.

Todos los días (“a primera hora o cerca del almuerzo”, dicen desde un hospital de Ciudad) alguien va por los pasillos observando la cantidad de pacientes en el sector crítico.

La cartera sanitaria registra diariamente hospital por hospital a través del sistema Faro. En el caso de la SATI “todos los viernes, las clínicas envían datos confidenciales y así se configura el porcentaje semanal”, aseguran. Actualmente, esa entidad mide a 180 efectores de todo el país, por lo que no contempla la totalidad de UTIs.

Lo sintetiza todo la frase de uno de los terapistas:“En gestión hospitalaria, superar el 90% significa que, en algún momento, quedan pacientes sin atención. El mayor tiempo que está una cama libre es cuando la estamos preparando para el próximo paciente”.

Seguir leyendo