Alimentación saludable

El aceite de oliva alarga la vida respecto al de girasol

Por UNO
 Embed      

En la década del '60 y '70, una maliciosa campaña hablaba de los peligros de consumir el aceite de oliva, producto típico de la región cuyana, denunciando que aumentaba el colesterol. Luego las nuevas investigaciones demostraron lo contrario, y ahora, un estudio de la Universidad de Granada, España, señala que la ingesta prolongada de aceite de oliva virgen y, en menor medida, la de aceite de pescado, aumentan la vida media o esperanza de vida frente al aceite de girasol.

Omega 9 vs Omega 6

El estudio -según la página de RTVE- consistió en alimentar durante toda su vida a ratas con diferentes fuentes grasas (aceite de oliva virgen, aceite de girasol o aceite de pescado) y verificar los efectos sobre la salud y la longevidad de dietas con contenido mayoritario en ácidos grasos de tipo omega 9, como los que aporta el aceite de oliva virgen, frente a los omega 6, presentes de forma principal en el aceite de girasol, y los omega 3, mayoritariamente localizados en el aceite de pescado.

Según el catedrático de fisiología de la casa de estudios granadina, y quien encabezó la investigación, José Quiles, para valorar el efecto del consumo mayoritario de un tipo de grasa u otro se construyeron curvas de supervivencia de los animales donde se pudo estudiar el ritmo al cual fueron muriendo de forma natural a lo largo de toda su vida.

Te puede interesar: ¿Qué es el kale, la superverdura?.

La mejor forma de mantener las propiedades del kale es comiéndola cruda, en ensaladas, ya sea sola, con otras verduras de hoja y legumbres.

Una vez sobrevenida la muerte del espécimen (rata), se constató que en todos los casos los animales morían al llegar a una edad avanzada, fundamentalmente de cáncer (aproximadamente el 50% de las muertes). También hubo un importante número de muertes debidas a patologías cardiovasculares (entre el 20% y el 30%), así como las que tuvieron una causa infecciosa o inflamatoria (12-20% de las muertes).

Te puede interesar: Advertencia de los nutricionistas mendocinas. "Tenemos malos hábitos alimentarios y necesitamos educación"

El jefe del equipo de patólogos que hizo el estudio, César Luis Ramírez Tortosa, explicó que no se puede determinar que la causa de muerte sea el consumo del aceite de girasol, "sino que podría deberse a que dichas enfermedades (causales de muerte) estarían apareciendo antes en el tiempo".

Aceite de oliva, un aceite sano

El aceite de oliva, emblema de nuestra región cuyana (incluyendo a La Rioja y Catamarca), está constituido principalmente por ácido oleico (ácido graso monoinsaturado), que ayuda a reducir el colesterol-LDL (colesterol "malo") y aumenta el colesterol-HDL (colestrol "bueno"). El aceite de oliva virgen además, protege de la oxidación, reduce la presión arterial y la inflamación y disminuye la tendencia de la sangre a formar coágulos.