Con la puesta en vigencia de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, o aborto legal, ya se sucedieron las primeras consultas en Mendoza por parte de mujeres interesadas en realizar la práctica.

Miriam Ferreyra, jefa del programa provincial de Salud Reproductiva confirmó que ya existen varios casos de IVE que llegaron a los hospitales y que se están atendiendo.

Te puede interesar...

Asimismo, explicó que se espera que en febrero lleguen los protocolos nacionales que son los que se van a utilizar.

Ferreyra también manifestó que en Mendoza no hay un listado de médicos objetores de conciencia y aseguró que se espera que con el paso de los días lleguen más casos.

En tanto, Valentina Albornoz, jefa de la sección de derechos sexuales y reproductivos del Hospital Lagomaggiore, indicó a Radio Nihuil que la práctica del IVE se puede hacer con misoprostrol o con una técnica intrauterina.

Justamente con el primero hay un problema. Por ley, en Mendoza está prohibida la venta de Misoprostrol. Hace más de un año hay un proyecto en la legislatura para derogar esa ley y se espera que en febrero pueda finalmente tratarse y aprobarse, teniendo en cuenta la ley nacional de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Albornoz señaló que hoy el misoprostol se aplica en consultorio y se le indica cómo se suministra y todo lo que pueda sentir y después una cita posterior de control.

Según la ley, una vez que una mujer se presenta, hay un plazo de 10 días para responder a la solicitud de interrupción voluntaria del embarazo.

En cada consulta se debe informar en qué consiste la práctica, cómo es el después y toda la información sobre métodos para cuidarse.